Formosa, Jueves, 22 de junio de 2017 - 19:Jun:33 -

Andar en bicicleta: errores que no se deben cometer

03/12 El aumento de la cantidad de bicicletas en la vía pública es también un asunto a tomar en cuenta en materia de seguridad vial

Hay muchísimas razones por las cuáles preferir andar en bici: es un medio económico, saludable tanto para tu cuerpo como para la ecología del planeta, ligero y cómodo para desplazarse en el tránsito con cierta facilidad, sin olvidar la frescura propia de manejar una bici en épocas de calor. El crecimiento de bicicletas en la vía pública es también un asunto a tomar en cuenta en materia de seguridad vial: ¿cómo lograr que este nuevo actor no complique el tránsito y lo ponga en peligro?

Cultura Vial consultó con el educador vial Diego Zamudio, quien detalló algunos errores que no debemos cometer a la hora de transitar en este vehículo.

1. Andar con una bici en mal estado. Al igual que con cualquier otro vehículo, el mantenimiento resulta fundamental. Si la bici no está en buen estado, más vale no salir.

2. No dominar la bici antes de salir a la calle. El tránsito urbano es una prueba constante a tus habilidades para controlar la bici, habilidades que deberán funcionar como un reflejo para mantenerte a salvo. Es importante que antes de salir a la calle sepas manejar los cambios correctamente, puedas mantener el control con una sola mano, lograr mantener la bici en línea recta incluso cuando mires hacia atrás o evitar obstáculos sin perder el control.

3. Pedalear con inseguridad. Las dudas, las indecisiones, el miedo, son problemas a la hora de andar en bici. Un conductor de bici, tanto como el de cualquier otro vehículo, debe ser alguien con convicción; las indecisiones en los movimientos sólo confunden a tu entorno y aumentan la posibilidad de un choque.

4. No comunicar tus movimientos. Tus manos y brazos son maneras de señalizar al resto del tránsito tus movimientos próximos. La anticipación es un elemento clave del tránsito y, como ciclista, podés contribuir a ello indicando las maniobras que estás por realizar.

5. Olvidarte de mirar para atrás. De vez en cuando hay que hacerlo para chequear qué está pasando a tu alrededor. Antes de cambiar de carril, incorporarte o salir de una ciclovía o cambiar de dirección o velocidad, es bueno mirar atrás y a tu alrededor, siempre manteniendo el control de tu bici.

6. Pegarte al resto de los vehículos. Siempre hay que mantener una distancia prudente con los demás vehículos que circulan. En especial, cuidado con los vehículos pesados: no te pongas a su lado derecho al llegar a una intersección, es un lugar en el que no pueden verte y acaso tengan que doblar, poniéndote en un gran peligro.

7. No informarte sobre el tránsito. Conocer las normas de tránsito, la señalización, es esencial. Sos un actor de tránsito como cualquiera, ser ciclista no te exime de esta responsabilidad cuyo desconocimiento sólo te deja expuesto a un accidente.

8. Salir sin seguro. Ante cualquier eventualidad, robo o accidente, el seguro es una protección invaluable. Muchas aseguradoras de la ciudad cuentan con seguros para bicicleta de las mejores compañías del mercado, con la posibilidad de cotizar y de contratarlo de manera ágil.



Epigrafe: Los ciclistas también deben contribuir con un tránsito seguro.

Comentarios0
MAS NOTICIAS
Recomiendan evitar llevar objetos sueltos en el auto
Cultura Vial
Debemos tener en cuenta siempre que todo lo que vaya adentro del auto debe ir bien sujetado. En caso de una frenada brusca o impacto, esos objetos sueltos pueden convertirse en un proyectil que puede dañar o, incluso, causar la muerte de los ocupantes
Las normas de tránsito más absurdas del mundo
Cultura Vial
En algunos lugares del mundo, conducir un auto sucio es motivo de multa, transportar a un gorila en el asiento delantero está permitido pero no así en el trasero y salpicar a un peatón es punible de sanción. Cuáles son los países y las leyes de tránsito más irrisorias
Pocos vehículos respetan las rampas para discapacitados
Cultura Vial
Decenas de lectores se preocupan por la falta de respeto de muchos conductores que estacionan sus vehículos en cualquier lado; en garajes, sobre la vereda, o -la más preocupante- tapando las rampas
} }