Formosa, Jueves, 30 de marzo de 2017 - 21:Mar:56 -

Con sus 17 años, Myriam sorprende por la fortaleza con la que enfrenta el cáncer

28/01 El viernes cumplió uno de sus sueños: conocer la cancha de River. Tras una primera intervención donde por la complejidad del tumor no pudieron extraerlo completamente, el 1 de febrero la operan nuevamente: le van a amputar la pierna

A pesar de sus jóvenes 17 años, Myriam González ya enfrenta una enfermedad de las que siempre nos cambian o se llevan algo de nosotros, sin embargo, posee la fortaleza suficiente para hacerlo de la forma más íntegra posible. El viernes cumplió uno de sus sueños, conocer la cancha de River, el quipo del que es fanática.

Myriam es formoseña y estudia en la EPES 42 del barrio Juan Domingo Perón. Cuando tenía 15 años, en diciembre de 2015, tras golpearse jugando handbol en Educación Física, le diagnosticaron osteosarcoma osteoblástico de peroné. Este nombre tan difícil de pronunciar puede ser dicho de manera más simple: es cáncer.

“El primer doctor no me detectó la enfermedad, así que tuvimos que cambiar de médico. Como mi papá trabaja en el Ejército, me hicieron atender con el doctor de ellos y él me descubrió la enfermedad”, cuenta Myriam desde un bar de Buenos Aires, minutos después de haber recorrido y empaparse de cada rincón del club que ama.

La visita al Monumental fue posible gracias a las gestiones realizadas por Fabián Pérez, director de la película-documental que pronto también la tendrá como protagonista.

“Por amor a la vida”, es una película que recopila, no una crónica de la enfermedad, sino, en todo caso, es un homenaje a los que a pesar de la mala noticia de la enfermedad, deciden elegir la vida.

“Fui engañada por Fabián quien me dijo que no íbamos a poder entrar a la cancha, pero vinimos y entramos; también conocí el museo. Estuvo todo muy lindo. Recorrimos todas las instalaciones. Me estaban esperando Carolina y Dolores, de la fundación de River. Saqué muchas fotos y también tengo regalos”, asegura.

Sobre el inicio de esta historia que Myriam y Fabián comienzan a escribir, sostiene: “Fabián se contactó con nosotros por medio de Facebook y me contó acerca de la película y el proyecto que tiene, me propuso trabajar con él en la película. Yo acepté. Estuvimos hablando sobre mis sueños y le dije que mi sueño era conocer a Abel Pintos y también la cancha de River”. Ya podemos tachar este último.

Sobre el film, Fabián Pérez relata: “Es la tercera parte de la película. Estamos ya, este fue el puntapié inicial de la película, acá empieza a rodarse, lo que va a durar dos meses y medio más o menos. Queremos estrenar la película en junio”.

Sobre Myriam sólo tiene palabras de admiración: “La estrella es Myri, por las ganas que tiene de vivir, por cómo está luchando con una enfermedad y los cojones que le está poniendo. La conozco hace 15 días y parece que la conociera de toda la vida. Los ojitos de Myriam estaban re emocionados, esa fue la sensación. Y en un momento me preguntó si yo era feliz, y le dije que ‘sí, claro’. Haberla conocido fue un flechazo al corazón”.

Tras el diagnóstico, detectaron que el tumor era maligno y de ahí la derivaron a Buenos Aires. “Los doctores allí me atendieron muy bien y me explicaron que en Formosa me querían amputar la pierna directamente sin saber de qué se trata la enfermedad”.

El miércoles 1 de febrero operan a Myriam. Le van a amputar la pierna. “El tumor se disparó para abajo, no queda otra que hacerlo por temor a que suba. Después, comenzaré a usar una prótesis”, comenta.

Myriam genera admiración por la integridad con que enfrenta la difícil situación que le toca atravesar. Dice que lo hace por “las ganas de vivir; está mi familia que me apoya, la gente de Buenos Aires y de Formosa que me dice que todo va a estar bien y eso hace que no me bajonee”. 

Incluso, tiene un mensaje para quienes quizás afronten condiciones similares: “Les diría que no bajen los brazos, que todo se puede, que hay gente que los va a apoyar aunque no la conozcan”.

Su mamá, Lili Silva, asegura: “Primero uno piensa que se ahoga en un vaso de agua; al recibir la noticia es fuerte. La palabra cáncer es muy dura y duele. Lo que más duele es cuando vos ves sufrir a la persona que más querés. Es muy duro porque está en la adolescencia, comienza a vivir y ya tiene que afrontar esto. Uno se tiene que armar de una coraza”, resume.
“La Casa de Formosa en Buenos Aires nos ayuda un montón y el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación también. Conocimos gente maravillosa acá, es impresionante la calidad humana que hay. Estoy agradecida a Dios por la vida y a los doctores que hicieron todo lo humanamente posible en esto”, cierra. 

“POR AMOR A LA VIDA”, De Fabián Pérez

“Quiero contar que el cáncer no es muerte sino otra vida distinta” 

“Por amor a la vida” es una película documental dirigida por Fabián Pérez, que refleja la vida en su expresión más sensible y deja un mensaje esperanzador sobre la lucha de los enfermos de cáncer.

“La película la inicié porque a mi mamá le dio cáncer de páncreas de la noche a la mañana, van a ser cinco años ahora. Nos daban muy poco tiempo, nada de tiempo, una semana. A partir de ahí, yo busqué tratar de empezar a sacarla del estado desastroso que tenía en terapia intensiva, con estas alternativas, siendo yo, siendo el payaso que soy, como soy y como me manejo. A partir de ahí mi mamá vivió tres años. Cuando se murió, sufrí un vacío muy grande, dejé de trabajar en los medios en que trabajaba en Buenos Aires y comencé a escribir la película. Hice la primera, la segunda y ahora estamos con la tercera”, resume Fabián Pérez. 

“Quiero contar que el cáncer no es muerte sino otra vida distinta”, cierra.

Comentarios0
MAS NOTICIAS
Formoseño excombatiente pide continuar lucha por las islas pero diplomáticamente
Historias de vida
A días de cumplirse los 35 años de aquella gesta del 2 de abril de 1982, don José Nicolás Altamiranda recordó el dolor de la muerte de amigos, el frío y el hambre.
Empezó como un hobby de niño. Ahora fabrica aerogeneradores de eléctrica renovable
Historias de vida
Tenía 10 años cuando comenzó a interesarse en la temática. Ahora, es un defensor de la producción natural de electricidad. Todo se inició con un dínamo utilizado como juego infantil
La lente de Ricardo Aguirre captó momentos felices de varias generaciones
Historias de vida
Fue el primero en montar un laboratorio color en la ciudad, y con sus 76 años sigue detrás de la lente de su cámara en numerosos eventos sociales. Ese amor por la profesión lo transmitió a varios de sus hijos, entre ellos Gustavo, reportero gráfico de La Mañana
} }