Formosa, Domingo, 28 de mayo de 2017 - 22:May:25 -

Empezó como un hobby de niño. Ahora fabrica aerogeneradores de eléctrica renovable

19/03 Tenía 10 años cuando comenzó a interesarse en la temática. Ahora, es un defensor de la producción natural de electricidad. Todo se inició con un dínamo utilizado como juego infantil

Lo que comenzó como un hobby o pasatiempo de un niño de 10 años, se transformó con el paso del tiempo en un emprendimiento que permite fabricar aerogeneradores que producen energía eléctrica renovable para uso domiciliario.

El protagonista de esta historia es Diego Enzo Soliz, de 20 años, quien resalta la importancia de buscar otras fuentes de energía que alivianen la sobrecarga del sistema eléctrico nacional, además de despertar el interés de la gente sobre la cultura del ahorro de energía y el cuidado del medio ambiente.

Diego nació el 18 de mayo de 1996 en la provincia de Tucumán y a los seis años se trasladó junto a su familia a la ciudad de Formosa.
Su madre, María Luciana Bordón, es diseñadora gráfica y hace trabajos en bordado para instituciones como escuelas, organismos en general y pedidos de particulares; mientras que su padre, René Alcides Soliz, se dedica al rubro de la construcción. Tiene dos hermanas: Camila Margarita, de 17 años, y René Victoria, de 9 años. 

Hizo su educación primaria en la Escuela 66 “José Manuel Estrada” y la secundaria en la Escuela Provincial de Educación Técnica Nº 1, donde terminó la carrera de “Maestro Mayor de Obras”.

De pequeño era muy inquieto y curioso y a los 10 años tuvo una experiencia que lo marcó, tanto que despertó en él el interés sobre la producción de energía renovable.

“Me compraron un dínamo para la bicicleta y vi que con eso se podía generar luz, sin necesidad de usar una batería. Siempre tuve un espíritu ahorrativo y de aprovechamiento de los recursos que nos ofrece la naturaleza. Ese descubrimiento me pareció maravilloso. Para mí fue todo un descubrimiento que me llenó de emoción. Le puse un aspa de ventilador y un cable que conectaba a una pequeña lámpara del dínamo”, comentó a La Mañana. 

Pero cuando el viento era fuerte la lámpara no lo soportaba y se quemaba. Después utilizó una batería de teléfono celular que era cargada por el generador, que después pasaba a la lámpara. “Observé que la lámpara ya no se quemaba pero la batería se sobre calentaba y explotaba. El tercer intento fue a los 11 años. Busqué información para la fabricación de aspas en Internet para no utilizar las paletas de los ventiladores y comencé a utilizar tubos de PVC, pero la experiencia tampoco dio los frutos esperados. Luego esperó un tiempo y a los 15 años hizo otro intento, esta vez el aerogenerador tenía regulador de voltaje. El molino funcionó con un generador de seis voltios”, dijo. 

Después mejoró los circuitos y pasó a 12 voltios, con capacidad para producir energía capaz de abastecer el funcionamiento de televisores, ventiladores y lamparitas de hasta 12 voltios. Con su pasión creció también la capacidad de los generadores que llegaron a 24 voltios, con inversores a 220 voltios. 

“Lo que una familia gasta en pagar las facturas de luz durante un año es lo que necesita para costear la inversión que requiere para tener un aerogenerador capaz de producir la energía eléctrica suficiente para un hogar. En dos años termina de pagar el generador completo, con la particularidad que la vida útil de la batería es de 5 años, de 24 voltios a 105 Amper. Eso permite generar electricidad para toda una casa”, afirmó.


El sol, el viento, la caída de agua y
la biomasa, fuentes inagotables de energía 

Destacó que las energías renovables son fuentes en que la energía disponible existe en cantidades ilimitadas, de modo que no se agotan a medida que se utilizan. El sol, el viento, la caída de agua y la biomasa son ejemplos de fuentes de energía renovables.

Explicó que existen varias fuentes de energía renovables, como son: energía mareomotriz (mareas), geotérmica (calor de la tierra), hidráulica (embalses), eólica (viento), solar (el sol) y la biomasa (vegetación).

Como un apasionado en la materia, detalló cómo funciona un aerogenerador o turbina eólica y despejó dudas sobre la forma de convertir el viento en electricidad: “El antecedente directo de los actuales aerogeneradores son los viejos molinos de viento, que incluso hoy en día se siguen utilizando para extraer agua o moler grano. Un molino es una máquina que posee aspas o palas unidas a un eje común, que comienza a girar cuando el viento sopla. Este eje giratorio está unido a distintos tipos de maquinaria, por ejemplo maquinaria para moler grano, bombear agua o producir electricidad”.

Resaltó las ventajas y desventajas de tener un aerogenerador en la casa. Entre las ventajas, enumeró las siguientes: son libres de contaminación, mientras haya viento se contará con el poder de generar energía eléctrica y el uso de esta energía también significa menor uso de combustibles fósiles.
A nivel de desventajas hizo referencia a que a algunas personas no les gusta el aspecto de las turbinas, las turbinas de viento hacen ruido y aunque es poco frecuente, si un ave vuela cerca de las turbinas las puede matar.

Comentarios0
MAS NOTICIAS
Zapatero de larga trayectoria advierte que el oficio tiende a desaparecer
Historias de vida
Adolfo Gómez Medina ve con preocupación la posible extinción de la actividad. Tiene 72 años y, además de la zapatería, su otra pasión es el fútbol. Juega fútbol de veteranos en el club Sportivo Centenario, en la categoría Súper Máster
El es sordo y ella tuvo que aprender el lenguaje de señas para construir una historia de amor juntos
Historias de vida
Llevan casi 10 años juntos y demuestran a diario que cuando los sentimientos son genuinos, todos los obstáculos pueden superarse. Ruth lo define como un luchador de la vida y Santiago encuentra en su pareja a su fuente inspiradora para seguir adelante
Ante la falta de trabajo, en el 2000 ideó un servicio de gomería a domicilio
Historias de vida
Don Florencio Del Valle tiene 59 años y mantiene a su esposa y sus hijos con su ingeniosa iniciativa. Hace un mes sufrió un ACV del que, afortunadamente, se recuperó
} }