Formosa, Miercoles, 22 de noviembre de 2017 - 06:Nov:20 -
Hola Argentina

Voz de Agua Monte sembró la narración oral de América Latina y de Formosa

09/07/2017 Dos cuentistas de Venezuela y de Paraguay se refirieron al cuenta-cuentos formoseño: “El cuento no tiene edad y contarlos revitaliza el manantial del alma, que es la palabra”.

El primer Festival Internacional de Cuenta Cuentos en Formosa, llevó el nombre de “Voz de agua monte”, en alusión al verde y al agua de los ríos, característico de la geografía de Formosa.

El Festival, libre y gratuito, se desarrolló de forma descentralizada en varios puntos de la provincia. Una tarde en la capital, y otros dos días en localidades del interior: Pirané, Bartolomé de las Casas y Comandante Fontana. Durante tres días Cuenta Cuentos estuvo entre las historias de los narradores y de los oyentes, participantes activos: niños, adolescentes, educadores, artistas, estudiantes terciarios y universitarios, relacionándose con la literatura y la oralidad, intercambiando formas, ideas, pensamientos.

En este marco, dos de las narradoras, una venezolana, la otra, paraguaya, dialogaron con Cronopio, durante el desarrollo de la experiencia, para compartir, desde el camino, en el viaje por el interior, las impresiones y las mixturas de la experiencia.

Pía Córdoba, narradora de cuentos de Venezuela dijo: “Encantadora la jornada, fue muy bueno trabajar con la gente que quiere contar cuentos, que están en una búsqueda. Nos asombramos y en cierta parte creo que se abrieron ventanas, que surgieron nuevas ideas y ganas de hacer. Eso nos deja a nosotros muy contentos. La idea es compartir lo que hacemos, mostrar cómo lo hacemos, pero también que cada uno encuentre su camino. Hubo mucha receptividad y un cierre muy cálido que se dio con una función de los cuenteros para todos los participantes”.

¿Quienes quieren
contar cuentos?


En Formosa, asistieron estudiantes de nivel superior, artistas, docentes y maestras de nivel inicial que querían ver la posibilidad de usar el cuento como herramienta en el aula. Al respecto, Pía expresó: “El cuento es un detonador de imágenes y emociones. Nosotros lo propiciamos y vamos a la escuela a contar, sabiendo que el niño es un ciudadano que escucha y comenta las historias y que más delante será participativo. Los niños son excelentes receptores, porque retiene un nivel de información distinto”, dijo. Sin embargo, “el cuento no tiene edad, se disfruta esté donde esté”, lo ratificó según lo comprobó en su vida de cuentera, como quien narra pero también escucha cuentos.

“Todo esto lo discutimos, lo tratamos. Mostramos técnicas y alentamos. Fue muy satisfactorio; y, del diálogo que se generó, también aprendí mucho”, concluyó.

Entre Formosa, Paraguay, y subiendo hasta Venezuela no hay diferencias significativas en las forma de contar. “Quizá si lo sean en términos de modalidades y acentos, porque uno cuentan historias con objetos, otros cantan y otros solo cuentan”, explicó la narradora, desde la emoción y la sorpresa.

La palabra,
manantial del alma

Laura Ferreyra trasmitió el entusiasmo y la alegría, propia de su cultura paraguaya: “Estoy feliz de estar compartiendo en este primer festival de cuenta cuentos Voz de Agua Monte y muy emocionada por esta organización, porque estamos sembrando la narración oral en Formosa”, dijo y destacó que llegar a las comunidades más distantes, es ir “desparramando arte y cultura”.

Así, refiriéndose a la lengua guaraní, ejemplificó costumbres, palabras, lenguajes, formas de narrar, que se van perdiendo: “Las palabras van perdiendo significados… pero con las historias, cuando las contamos, volvemos al origen. Es decir, mediante la práctica de cuenta cuentos, se revitaliza el manantial del alma, que es la palabra”, expresó.

Comentarios0

MAS NOTICIAS
El coro polifónico de Formosa realizará una velada
Cultura
Será en el Teatro de la Ciudad. La entrada es libre y gratuita. "¡Lo importante es que cantes!"
Orquesta Típica Pichuco: “un placer” dirigido por un formoseño
Cultura
Renato Venturini, bandoneonista y director de orquesta, conversó con Cronopio, a pocos días de presentar un gran disco, en una de las mejores salas de Buenos Aires
Una voz prestada que rompe el silencio
Cultura
Matías Andrés Cepeda Monsalvo tiene 22 años y se define a sí mismo como una persona con muchas dificultades que puede hacer “solo” muy pocas cosas, sin “voz propia” y sin poder escribir como todos. A pesar de eso, publicó ya dos libros. A los 12 años encontró un método para exteriorizar su mundo -la Comunicación Facilitada- que le permitió salir de un silencio obligado. La Comunicación Facilitada es un método que siembra esperanza en aquellos padres que buscan el modo de comunicarse y establecer vínculos con sus hijos que padecen algún tipo de discapacidad.