Formosa, Miercoles, 18 de octubre de 2017 - 13:Oct:15 -
Hola Argentina

Lisandra e Idequel, de Formosa a Zama

09/10/2017 "Zama" es la película elegida para representar a la Argentina en los premios Oscar y Goya

Lisandra Mansilla tiene 28 años, vive en el Lote 67 del barrio Nanqom y junto con su hijo Idequelde 7 años participó de la película Zama, ternada a representar a la Argentina en los premios Oscar y Goya. Sin embargo, este artículo es sobre Lisandra e Idequel,Cronopios que pocas veces, tenemos el don cruzarnos en la vida. Su historia, un fragmento valioso de la otra más grande.

Al llegar al hogar de Lisandra y Javier y sus hijos, Idequel (Zama) y Joaquín (participa del programa Circo Yasiyateré) tras ingresar unas 4 cuadras por la calle que separa el Lote 67del Lote 68, ella nos recibe con una sonrisa que acompaña el “Bienvenidos” e inmediatamente nos trae sillas e invita a sentarnos. Idequel y Joaquín también nos acompañan.

El idioma y su necesidad de permanencia está presente. “Es parte de lo nuestro” dirá más adelante, “para que no desaparezca”. Así,Lisandra cuenta que Idequel “significa “rio” en nuestro idioma y Yanagot, el apellido “siempre niño”.

“¡VOS VAS A ENTRAR!”

Del casting participaron varias personas del barrio qom y Lisandra dice que fue a llevar a los chicos, “averiguar y curiosear un poco”. “La directora, Lucrecia estaba allí y me llamó y me pidió que cuente un cuento y lo traduzca al idioma y yo le dije: “si, como no”. Traduje todo el cuento en mi idioma y ella se quedó sorprendida y me dijo “vos vas a entrar, vos vas a participar. Ya no tenemos que buscar más”.

“Nos tocó ir a filmar en el Hotel de Turismo y fue genial” recuerda y estalla de risa. “La pasé bien, me divertí.En la película yo estaba con los niños, era como la madre de los niños y los cuidaba porque había golpes y violencia. Y yo debía hablarles en el idioma y decirles que no se asustarán, como una madre. Es era mi personaje. El de decirles que se calmen, que no lloren, que no iba a pasar nada y que no tengan miedo”, describe.

“Como era la primera vez, para mí fue… primero, era complicado porque teníavergüenza, pero después parece que me sume al personaje y se fue la vergüenza.Fue lindo porque había mucha gente y nos trataron bien, con cariño, con paciencia. Me metí mucho en el personaje”, expresa y vuelve a reír.

LA FILMACION

Lisandra y su familia vieron solo el tráiler, pero se nota que quieren verse en la pantalla. Durante las jornadas de rodaje, le cortaron el pelo y filmaron desnudos: “Primero era vergonzoso. Por eso te dije. En mi personaje yo tenía un collar de lana que por lo menos me tapaba hasta acá – señala desde el pecho hasta la cintura-. Yo no quería mostrar; tenía vergüenza, pero nos pintaron todo de rojo y ni se notó”.

ORAMOS PARA QUE SEA UN ÉXITO

“Antes de filmar esa película, nosotros hicimos una oración para que todo salga bien en ella. Oramos, clamamos para que salga bien. Para que llegue… no sé hasta dónde. Que sea famosa. Se escuchó la oración”, dice Lisandra cuando le decimos que el film llegó a lo más alto que puede llegar una película, “más allá no hay”.
“La mayoría de las personas que participaron también son creyentes, por eso cuando filmamos estábamos orando para que esa película salga bien y sea un éxito. Para que se viera en todos los lugares. Fue genial, fue lindo participar. Quizás el día de mañana pueden ver mis nietos, mis bisnietos”, sostiene y se ríe: “Ahí está la abuela Lisandra. Ese es el pensamiento de una persona. Para mi esta bueno. Me llena de emoción. Me emociona mucho”, continúa.

IDEQUEL Y JOAQUIN

Los hijos de Lisandra, Joaquin e Idequel hablan castellano y qom: “Acá, en casa, hablamos más el idioma, para que no se pierda lo nuestro.
“Joaquín te ves en la tele”. Joaquín participa del programa de televisión Circo YasiYatere. Cuentan que todo el barrio lo reconoce, incluso el colectivero. “El representa al barrio. Siempre me dicen “tu hijo, siempre lo miramos, cada tarde”, relata.

Joaquín participó del casting que se realizaba para participar del programa de televisión sin que sus padres lo sepan. Asistió y cuando le preguntaron dijo que olvidó la autorización de los padres: “Dijo que se olvidó, yo le pedí permiso a mi papá y a mi mamá y nosotros no sabíamos nada. Un vecino nos avisó. Le dijo a Javier “tu hijo salió seleccionado para participar del programa de canal 11. Y nosotros…: ¿qué canal? ¿Qué participación? “El señor quiere tu número de celular para que lo lleves”. Nada no sabíamos nosotros. Le preguntamos a él y ahí recién contó”.

En el programa de televisión, Joaquín interpreta un payasito y es quien está contando historias y les enseña el idioma a otros compañeros.

Idequel, por su parte, va a primer grado. Su madre comenta que a veces cuando lleva el juguete, un trompo que sostiene en las manos mientras sonríe, no hace la tarea. Cuenta que también tiene “el spinner y por ahí con ese está contando cuantas moscas pasan; por lo que la maestra ya se lo quitó”. 

Lisandra señala que lo que Idequel aprendió “lo hizo en la casa; de su hermano que le enseña desde el jardín. Los colores los números las letras. Acá, del maestro Joaquín. Tiene buenas notas y en compañerismo también le va bien”, agrega, mirándolo orgullosa.

“ACA, REMANDO”

Lisandra nació en Pampa del Indio, Chaco. Vino cuando tenía 12 años por el estudio y por eso pudo hablar en castellano: “Acá aprendí todo, a comunicarme con la gente. En el campo es otra cosa”, agrega. 

Sobre su vida cotidiana, resume “acá, remando”. Su pareja, Javier, no tiene trabajo y juntos hacen todo lo posible para mantener a los niños. “Y ahí andamos. Hace artesanías, canastos y esteras, vendemos eso. Con palmas, totoras. Y tramado de sillas. Mi marido hace changas”.

“TODOS SOMOS HERMANOS, TODOS SOMOS IGUALES”

“Siempre doy gracias a Dios porque no falta el pan de cada día, por los niños, por nosotros. Somos cristianos, vamos a la iglesia y ayuda bastante. Creemos en Dios, que él nos creó y que de él proviene toda la bendición. Por su llegada – la nuestra-, doy gracias a Dios, porque ustedes pueden estar acá, conocernos y ver que todos somos iguales, somos las mismas personas, todos somos iguales, no hay distinción de color ni de raza. Todos somos hermanos”, concluye.

“Queremos ver la película”, dicen. Nosotros queremos verlos. 

-----------------------------------------------------

La experiencia de participar contada en primera persona


“Potable y enriquecedora desde todos lados. Inolvidable”
“Chungui” Leguizamón.
(Extra y asistente)


“Una experiencia super enriquecedora como docente, bailarina y artista. Fue sumamente potable ese mes y medio de la filmación de la película Zama aquí en Formosa. Se hizo el casting en enero de 2015 y se filmó en Formosa en mayo y abril del mismo año en campos de capital y en el interior en Fortín Leyes.
Invitamos a los oyentes a que vayan a ver una película filmada en Formosa, con actores formoseños, gente común.
En realidad, fui a colaborar con Verónica Souto que era la encargada de conseguir elementos en Formosa para la filmación como animales y carros. Tuve el placer de trabajar y estar cerca de Lucrecia Martel la directora y en uno de esos días conocí a Alberto Moccia quien me lleva como asistente de maquillaje y peinado. Trabaje con él un mes y media todos los días jornada completa. Impresionante el detrás de escena; y un día me llamaron para extra.
Para mí fue enriquecedor, aprendimos a hacer peluquines y pelucas. Potable y enriquecedora desde todos lados. Inolvidable. Zama dio mucho trabajo a mucha gente en Formosa.
Nos llena el alma, aunque hayamos participado un día, aunque hayamos sido el detrás de escena “somos parte de” y entonces también el éxito es nuestro”.

*****

“Nuestros aborígenes colaboraron al cien por ciento. Verlos a ellos nutrirse y meterse fue único”
Gustavo Barboza,
(Asistente de vestuario y maquillaje)

“Fue una experiencia única y enriquecedora. Pudimos trabajar muy cómodos y por supuesto, vivir un montón de experiencias. Algo increíble. Pasaba toda la gente por nosotros, montábamos los personajes, pintábamos.
Nuestros aborígenes colaboraron al cien por ciento. Verlos a ellos nutrirse y meterse en esto fue una experiencia única. Los actores brasileros aprendieron más rápidamente el qom que nuestro idioma por las similitudes con el portugués con el aborigen nuestro”.

*****

“Antes había un desprecio total hacia nuestra gente; me da fortaleza que nosotros mismos hemos propuesto ese cambio”
Ema Cuañeri,
(Extra)


“Una linda experiencia porque hemos pasado muchísimos días juntos con hermanos de Nanqom que estuvieron compartiendo esta experiencia tan linda. También retrocedimos el tiempo a la época de los originarios. Hemos cambiado muchísimo. Es importante hoy poder decir nuestra palabra, que también nos escuchen y dialogar.
Entre las diferencias, valoro muchísimo la educación bilingüe intercultural. A nosotros nos prohibían hablar la lengua qom. Un desprecio total hacia nuestra gente cuando yo era niña. Me da fortaleza que nosotros mismos hemos propuesto ese cambio y que ese espacio nosotros mismos tenemos que ganarlo también.
Nos sentimos muy bien, muy cómodos durante la filmación. Es bueno que haya mucha gente de Formosa trabajando”.


**** 

Zama es una película argentina dramática de 2017 escrita y dirigida por Lucrecia Martel. El guión de la película está basado en el libro homónimo del escritor mendocino Antonio Di Benedetto.
En la trama, Diego de Zama es un funcionario americano de la Corona española, estancado en un puesto de frontera en la ciudad de Asunción mientras espera la confirmación de su traslado a Buenos Aires. El marco de la historia es el siglo XVII y sus tiempos convulsionados. Se ve obligado a aceptar cualquier tarea que le ordenen los Gobernadores que se van sucediendo mientras él permanece. Algunos años transcurren y la carta nunca llega. Al advertir que en la espera ha perdido todo, decide sumarse a una partida de soldados y partir a tierras lejanas en busca de un peligroso bandido. Libre de sus esperanzas de traslado y ascenso, sabiéndose en peligro, descubre que lo único que desea es vivir.






Comentarios0