Formosa, Lunes, 18 de junio de 2018 - 04:Jun:50 - loading
Hola Argentina

Cafe literario: de los bares a las escuelas

09/10/2017 Hábitos que permanecen, prácticas que renacen en cualquier tiempo, en algún rincón del mundo. Despues de siete años, los encuentros con café y libros, volvieron al patio del Colegio Nacional.

Jóvenes sentados y acostados en el piso, oyen atentos a un orador que los mira. Hay sillas blancas y dibujos en el suelo simulando ser alfombras; un ambiente relajado e introspectivo que se inunda de poesía y aroma a café. Hay personas reunidas para y por la literatura. Habrá música, teatro y una danza de emociones.

Esta es la viva escena de un café literario particular. El mes pasado, en el colegio Gobernador Juan José Silva, se realizó un encuentro entre alumnos y tres escritores respetados de Formosa. En diálogo con Cronopio, Mariana Vera, la directora del Departamento de Lengua y Literatura, comentó los detalles del evento.

“El café literario es una actividad que se hacía antes en la institución, pero que por cuestiones edilicias se fue abandonando. Ahora, luego de siete años lo retomamos”, explicó. Sin precisar de dónde viene y de qué época data, comentó que se trata de un encuentro, en este caso en un ambiente educativo, entre personas que tienen un interés por explorar el campo literario. Según Vera, en el colegio son muchos los estudiantes que incursionan en la escritura como un método de expresión, de lo que les pasa y lo que ven, afirmación que se materializó la tarde del evento: “Participaron alrededor de 250 personas. El patio estuvo lleno de alumnos de diferentes cursos y orientaciones, desde el 2° al 6° año, más algunos profesores y artistas invitados”.

En cuanto a los procesos, la profesora comenta que hubo una selección previa de los materiales a leer y un seguimiento de las producciones: “Empezamos indagando sobre quiénes eran los chicos qué escribían, qué cuentos, ensayos, relatos breves, guiones, poesía. Se fueron animando y nos fueron trayendo cada vez más, nosotros los guiamos e hicimos las correcciones correspondientes en cada trabajito, y todo fue leído a viva voz en el café literario”, relató, detallando también la predisposición y el respeto de cada joven por apreciar la lectura de sus compañeros.

El café es una excusa para soltarse a un juego.El café condimenta el intercambio de experiencias y vivencias, por emociones y reflexiones. En los cafés literarios –o en los patios de los colegios- se escucha, se siente, se piensa, se debate. “En este caso fue una actividad extracurricular que tuvo gran recepción por parte de toda la comunidad educativa por lo que seguiremos llevándola adelante”, particularizó la organizadora, y dijo que los invitados que participaron, los escritores y docentes Juan Paez, Vanesa Makuch, y Sandro Centurión, también se mostraron contentos y conmovidos con la escena: “De repente, acostumbrados a tratar con gente adulta, se vieron frente a un montón de adolescentes interesados en su trabajo, en sus inspiraciones, sus producciones”, expresóVera, dejando al descubierto un enorme orgullo por la juventud inquieta y despierta.

Así, casi por un impulso o necesidad, refutó: “Se escucha que los chicos dejaron de leer, mal influenciados por la televisión y las redes sociales. Es mentira. Nosotros, los profesores nos encontramos rodeados de estudiantes que leen y mucho, libros y libros de toda clase y muy interesantes. Creo que lo importante es indagar en un periodo de diagnóstico sobre los tipos de género que son interesantes para los alumnos. Muchas veces, se impone un libro determinado y el resultado no es el más esperado, al imponer la lectura se genera un quiebre”.

En un mismo lugar, en un mismo ahora, muchas personas se conectan para leerse y escucharse. Algunos nuevos en la vivencia, otros más aventurados, pero todos apreciando y disfrutando cada frase. Los adolescentes que leen y escriben, y comparten sus producciones, trasmiten algo, contagian hábitos e inspiran iniciativas. El café literario escolar del Nacional, volvió para quedarse.

Comentarios

MAS NOTICIAS
De Formosa a Nueva York, por la danza
Cronopio
En este preciso momento, pero en Nueva York, una bailarina formoseña, inundada de ansiedad, incertidumbre, quizás miedos, está dando un gran paso, atreviéndose a lo desconocido, animándose a un nuevo grand jeté. Se trata de Martina Recalde, una joven de 15, alumna del Estudio de Danzas “Ballare”.
“Volví a escribir para demostrarme a mi misma que sí se puede”
Cronopio
La Academia Argentina de Literatura Moderna nombró a la formoseña Norma Elizabeth Barreto como presidenta de la Academia de Literatura Moderna del Chaco. En el día del Escritor, hablamos con ella. Su labor, sus esfuerzos y esta sorpresa.
Inguz y la posibilidad de un nuevo comienzo
Cronopio
Inguz es el nombre de la runa vikinga asociada con el inicio de una nueva vida o de una nueva etapa muy distinta a la que uno venía transitando. Es la runa que invita a comenzar aquellos proyectos procrastinados y/o a romper con la rutina con el fin de evitar posibles obstrucciones en los nuevos planes