Formosa, Jueves, 23 de noviembre de 2017 - 20:Nov:58 -
Hola Argentina

"Mellizos" de distintas familias: alquiló su vientre y al mismo tiempo quedó embarazada de su marido

02/11/2017 El curioso caso de Jessica Allen, quien dio a luz niños de padres diferentes.

Ya se dieron en el mundo varios casos en los que una mujer da a luz a mellizos que son de padres distintos. Pero el caso de Jessica Allen parece sacado de un capítulo de Grey’s Anatomy o House. Alquiló su vientre y al mismo tiempo quedó embarazada de su pareja.

Jessica Allen vive en California y tiene dos hijos. Aceptó alquilar su vientre a una pareja china para que ésta pudiera tener descendencia propia. A cambio de un pago de 30.000 dólares, la mujer recibió un tratamiento de fertilización in vitro y se implantó con éxito uno de los embriones de los donantes.

Allen lo hizo para ahorrar para comprar una casa junto a su marido Wardell Jasper, aunque el dinero no era la única razón por la que aceptó. En diálogo con ABC explicó: “En mi opinión, ninguna mujer en el mundo debería vivir sin experimentar el amor y el vínculo de una madre y un hijo”.

El embarazo transcurrió sin problemas hasta que a las seis semanas, durante una ecografía de rutina, los médicos de Allen notaron que en realidad llevaba dos fetos. En ese momento todos asumieron que los bebés eran gemelos idénticos como resultado de la división del embrión de la pareja china. Es una posibilidad pequeña pero puede darse que se llama superfetación.

Este fenómeno consiste en que una mujer, ya embarazada, sigue ovulando y es capaz de concebir otro hijo, que se gesta simultáneamente junto con el primer feto. El resultado suele ser la concepción de mellizos de distinta edad gestacional. En casos extremadamente raros los padres pueden ser distintos. Es más común en el reino animal, si bien ocurrió una decena de veces en humanos, de las que se tiene registro.

Allen dio a luz por cesárea y seguía sin tener sospechas, hasta que un día le enviaron una fotografía de los bebés y se dio cuenta que algo no encajaba. “Me di cuenta de que uno era mucho más pequeño que el otro, obviamente no eran gemelos”, contó. Asimismo, el color del piel difería, uno parecía de raza china completamente pero el otro no.

Semanas más tarde, cuando la mujer seguía en recuperación de la cesárea, a través de una prueba de ADN confirmó que uno de los bebés tenía una compatibilidad genética para la pareja china, pero el otro niño tenía los genes de Allen y Jasper. El matrimonio usó preservativos durante el embarazo pero aún así ella se quedó embarazada.

Al darse cuenta de lo que había sucedido Allen y Jasper iniciaron una batalla legal con la agencia que organizó la subrogación, Omega Family Global, quien les quería cobrar 22 mil dólares por recuperar al bebé. Finalmente se reunieron con su hijo, a quien le habían puesto el nombre de Malachi, que entonces tenía casi tres meses. Actualmente, el pequeño tiene 10 meses.


Fuente: www.tn.com.ar

Comentarios0

MAS NOTICIAS
Un inventor volará al espacio en su propio cohete para demostrar que la Tierra es plana
Insolitas
Mike Hughes, un californiano de 61 años, construyó la nave con piezas compradas por Internet.
Encontró a su hijo en un shopping nueve meses después de que fuera secuestrado
Insolitas
El nene había caído en una red de tráfico humano y lo habían llevado al centro comercial para venderlo a una pareja. Su padre actuó enseguida.
El código verde de Matrix tenía un mensaje escondido que recién ahora fue revelado
Insolitas
¿Querés tomar la píldora roja y enterarte de la verdad o preferís la azul para olvidarte que leíste esta nota?