Formosa, Martes, 25 de septiembre de 2018 - 08:Sep:09 - loading
Hola ArgentinaGrupo Betania

Su carisma como difusor de la música popular, despertó el cariño y la admiración en Formosa y toda la región

04/03/2018 El protagonista de esta semana es Rafael Neuman. Su programa “Desde el Litoral” se mantiene en el tiempo y revaloriza el amor por la tradición y la cultura

Quien escucha su voz o lo ve, seguro lo reconoce. Este conductor, locutor, animador y actor supo ganarse el cariño de la gente con su carisma, esfuerzo, profesionalismo y permanencia. La mayoría lo asocia con el éxito televisivo “Desde el Litoral”, pero en su carta de presentación hay decenas de programas que realizó en radio y televisión. 

Se trata de Rafael Eduardo Neuman, que nació el 31 de agosto de 1945, en Las Lomitas, Formosa. 

Realizó parte de sus estudios primarios en la Escuela Nº 66, porque su familia se trasladó a Buenos Aires para tratar un delicado problema de salud de su padre, que finalmente falleció en 1955. Cursó los estudios secundarios en la Escuela de Comercio de esta ciudad. Su padre fue Rafael Edmundo Neuman y su madre, Teresa Montiel. A ella la conoció recién a los 9 años de edad, cuando falleció su padre.

Tiene cuatro hermanos, dos de parte de madre y dos de parte de padre: Héctor, Ñeca, Julio y Verónica.

Estuvo casado por algunos años y fruto de esa unión nació Teresa Neuman. “Es lo mejor que me pasó en la vida”, describió. También tiene una nieta, Valeria, de 13 años, a quien adora. Su equipo de fútbol favorito es River Plate, del cual se considera fanático.

Cuando terminó la Secundaria, viajó a Buenos Aires persiguiendo el sueño de ser actor. La vida en la gran capital era solitaria y difícil, más aun para la gente del interior. Es por eso que a los 17 años retornó a Formosa, acudiendo a un llamado de su madre biológica.

Con gran cariño recordó a Amelio Ferrari, quien le dio su primer trabajo en la sodería de su propiedad. “Era un hombre muy bueno, les daba trabajo a los jóvenes, no porque necesitaba mano de obra sino para ayudar y sacarlos de las calles”, contó. También se empleó como mozo y en una herrería artística.

Transitando el camino hacia encontrar la estabilidad laboral, comenzó a frecuentar Radio Nacional Formosa. De la mano de Juan Carlos Pascual, interventor de la época, realizó cursos de teatro, iluminación y locución. Allí dio sus primeros pasos en radio y luego fue a probar suerte en Paraguay, haciendo radioteatro. 

Le fue muy bien; Rafael Neuman parecía encontrar el camino a sus sueños. 

A lo largo de tres años, tuvo la oportunidad de actuar en el Teatro Municipal de Asunción junto a grandes artistas.

Tal es así que resultó una inoportuna sorpresa cuando fue llamado a realizar el Servicio Militar Obligatorio. Le tocó la Marina Naval Argentina. Neuman describe esta experiencia como muy positiva y que marca “un antes y un después” en la vida de los jóvenes. “Más allá de la disciplina, que viene muy bien, el servicio militar nos abrió la mente, nos ayudó a encontrar el Norte, a descubrir qué queríamos hacer con nuestras vidas”, aseguró. 

Al concluir sus obligaciones con la Marina, recordó que tenía tres posibilidades: volver a Paraguay, quedarse en Buenos Aires o retornar a Formosa. Eligió la tercera y eso determinó su futuro.

“No cambio Formosa por ningún dinero del mundo, aprendí a quererla, por eso me considero doblemente formoseño, porque nací aquí y porque elegí volver. Aquí encontré que la vida es diferente, que todavía damos la mano el uno al otro, que existe la amistad, cosas que ya no se ven en las grandes ciudades, como el amor a la familia por ejemplo”, reflexionó.

Volvió a Radio Nacional y logró la conducción de un programa musical en el primer medio televisivo de Formosa, el Canal 2 “Comandante Jorge Fontana”.

Trayectoria


Nuestro homenajeado tiene 55 años de trayectoria ininterrumpida en los medios. La clave, asegura, “es trabajar”. “Es la única forma de permanecer, uno deja los medios y la gente te olvida”, expresó.

Neuman fue testigo de la evolución de los medios televisivos en la región. Tal es así que comentó que cuando el Canal 9 de Paraguay llegó a Formosa, el canal privado dejó de ser una novedad, por lo cual se fue a la quiebra. “Fijate que muchos años después los medios privados vuelven a tomar la posta”, mencionó.

En momentos de incertidumbre en la televisión formoseña, se afianzó en la radio. Tenía un programa sabatino que alcanzó gran suceso, y luego fue a trabajar a Alberdi, Paraguay, en Radio Boquerón. Tenía cerca de 22 años y ganaba un dinero acorde con el trabajo. Luego fue a la radio Itapirú, que, según contó, “arrasó en audiencia en esa época”, hasta que el presidente Juan Domingo Perón lanzó un decreto en el año 1973 que prohibía a los comerciantes argentinos transmitir publicidades en medios extranjeros. 

Podría haber continuado su camino en los medios de Paraguay, pero Neuman aseguró que se cansó del racismo. “Realmente no nos quieren, nos tratan de menos, nos insultan por lo bajo, pareciera que desde chicos les enseñaban a los paraguayos a odiar a los argentinos. Obvio que no se da en todos, pero sí en muchos”, comentó.

Comentó que la Radio Fortín Yunká fue la primera emisora comercial de Formosa. Inició con un programa llamado “Vivencias”. “En esa época no existía la tecnología en la radio, ni conocíamos la computadora, había que llevar los discos y pasarlos, y si querías comentar algo al aire, había que instruirse mucho, leer alguna revista y los diarios para estar al tanto”, recordó.

Más allá del esfuerzo propio de la tarea radial, Neuman comentó que es su gran pasión. “Creo que me ayudó a permanecer tanto tiempo en los medios el ser decidido, obcecado, porque para ganar en la vida hay que arriesgarse”, aseguró.

Transcurría aproximadamente el año 1978 cuando abrió sus puertas Canal 11 y Neuman, por supuesto, estuvo presente con su primer programa “Control Central”, donde pasaba videos musicales y realizaba breves comentarios, con el cual captó el interés del público joven. “El programa tenía mucho éxito, al punto que comencé a organizar fiestas en el Club San Martín, donde se llenaba”, explicó. Sin embargo, un día el coronel que estaba a cargo del canal en esa época decidió cortar el programa, alegando que pasaba “música para homosexuales y drogadictos”. “En esa ápoca era así, el régimen militar era muy cerrado en esos aspectos y uno no tenía más elección que acatar las órdenes”, expresó.


“El chamamecero es nuestra reserva moral”


Pronto emprendió otro programa, “Historias de Pueblos”, realizó noticieros, programas de entretenimiento, hasta que llegó el ingeniero Barrionuevo como interventor del canal y anunció que necesitaban un programa sobre música folklórica. Neuman se ofreció a hacerlo e inició la tarea de producción, buscando artistas. En esos años, en Formosa no había muchos “conjuntos” y para mantener un programa en el tiempo debía buscar una estrategia. Entonces Neuman pensó en incluir el chamamé, que era un estilo musical que llegaba mucho a la gente de capital e interior, y con el cual eran mayores las posibilidades de convocar artistas al programa. Así nació “Desde el Litoral”, uno de los mayores éxitos de la televisión formoseña.

“El chamamecero es la reserva moral que tenemos en este país, es el hombre que trabaja de sol a sol y que existe todavía, el que tiene palabra, el que tiene el sentido de la familia y que nos mantiene a la manga de vagos que somos nosotros”, contó y recordó que tiene “anécdotas increíbles de esos tiempos”.

“Ese es el argentino que necesitamos en todas partes, en que le pide la bendición a la abuela y el que respeta a los mayores”, continuó.

Sueño cumplido


La popular frase: “Es increíble cómo se dan las cosas” se aplica a la vida de Rafael Neuman. Años después, sin pensarlo ni buscarlo, llegó su oportunidad de incursionar en el cine y nada menos que de la mano de un papel protagónico en la película “Buen Viaje”, de Fernando Musa.
El film fue estrenado el 19 de diciembre de 1991 y tuvo como actores principales a Rafael Neuman y Pilar Ojeda. Fue íntegramente producido en esta provincia. Así, nuestro protagonista de Historias de Vida cumplió su sueño de ser actor.

En la actualidad, este profesional de los medios conduce programas de radio y de televisión y conserva la fidelidad de su audiencia en toda la región, fruto de su dedicación y esfuerzo en más de 55 años de trayectoria.








Comentarios

MAS NOTICIAS
“Mini” Bogarín, con iniciativa y voluntad, supo lograr equilibrio entre el estudio, el trabajo y la vida familiar
Historias de vida
Tras 34 años de trabajo ininterrumpido dentro de La Mañana, esta calificada tipeadora y armadora relata cómo se trabajaba en los inicios de este diario, sin computadoras ni Internet
“No es poca cosa decir que trabajo en La Mañana”: el orgullo de estar 37 años trabajando en una empresa
Historias de vida
Justo Adorno y sus compañeros de sección son piezas clave en el proceso de impresión de este diario. Desde hace casi cuatro décadas trabaja en Fotomecánica y fue testigo de la evolución tecnológica de la Editorial
Una mujer que fue más allá de su trabajo en el buffet y se transformó en una figura maternal para muchos
Historias de vida
Durante 33 años administró un lugar, dentro de La Mañana, que es imprescindible para desconectar unos minutos del trajín de la actividad en la redacción. Supo crear en el buffet el ambiente ideal para sentirse “como en casa”