Formosa, Lunes, 21 de mayo de 2018 - 08:May:40 -
Hola Argentina

Van Bredam propuso celebrar el “Día de la Lectura”

24/04/2018 El escritor y docente se refirió a la importancia del hábito de leer, a los formatos digitales y a su relación con los libros impresos

Al conmemorarse mañana el Día Internacional del Libro, el escritor y profesor Orlando Van Bredam afirmó a Cronopio que en esa fecha debería celebrarse “el Día Internacional de la Lectura”, porque el libro “es uno de los tantos soportes que existen en la actualidad, pero no el preferido por las nuevas generaciones”. Además, el autor reflexionó acerca del hábito de leer y sobre su vínculo con los ejemplares impresos.

Se informó que el 23 de abril es un día simbólico para la literatura mundial, ya que en ese día y en el año de 1616 fallecieron personalidades como Miguel de Cervantes, William Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega. La conmemoración de este día fue una decisión espontánea tomada en la Conferencia General de la UNESCO, que se celebró en París en 1995, con el objetivo de fomentar la lectura, la industria editorial y la protección de la propiedad intelectual por medio del derecho de autor.

Por otro lado, Van Bredam es autor de novelas como “Colgado de los tobillos” (2001); “Teoría del desamparo” (2007), “La música en que flotamos” (2009); y “Nadie detiene las ambulancias” (2017), así como de varios cuentos y diversos ensayos.
“Las nuevas generaciones no tienen una gran preferencia por los libros impresos. En cambio, mi generación adoptó al libro hasta el extremo de convertirlo en un verdadero ‘fetiche’. Todavía sigo creyendo que es un objeto maravilloso y el mejor de los soportes, porque puede funcionar de manera autónoma, sin necesidad de energía, algo de lo cual no se puede prescindir en esta etapa de tecnificación del mundo”, explicó Van Bredam a este Suplemento.

“La lectura es una de las actividades más importantes para la vida humana. Cuando uno lee, accede al pensamiento de los otros, de los mejores de la literatura, de la ciencia, de la historia, de la filosofía y de todas las disciplinas humanas. En cambio, quien no lee solo se escucha a sí mismo, y no puede superar los límites de su propio pensamiento, que crece solo en relación con la lectura”, agregó.

“La lectura es el pensamiento de la humanidad ‘envasado’ de alguna manera para todos los tiempos. El libro podrá desaparecer, pero lo que no puede desaparecer es la lectura. Hoy existen lecturas más adecuadas a los tiempos que corren, vinculadas fundamentalmente a estos momentos, a la época de lo descartable, lo fugaz, lo urgente. Hoy existen soportes digitales que son mucho más amables y rápidos. La información que se obtiene por Internet es mucho más rápida, aunque no siempre sea seria ni verificable”, detalló Van Bredam.

A su vez, Van Bredam aseguró que leer “ayuda a comprender al mundo, y comprenderse a uno mismo”; y expuso: “Quien lee nunca está solo. En mi caso, cuando leo ya no vivo aquí en la Tierra ni en ningún otro lugar más que en medio de la historia que me narran. Siento que esos personajes comienzan a formar parte de mi vida, y a veces son más reales que los de la vida misma”.

“En mi caso, la lectura siempre está ligada a las grandes novelas, a los poemas, al teatro y al arte en general, porque creo que el artista es un intuitivo, que nació para decir grandes cosas de una manera simple, a veces de una forma compleja, pero siempre acertada. Al leer a los grandes poetas, uno comprende el sentido oscuro de la vida, esa zona que ni la política ni la religión ni la ciencia nos ayudan a conocer”, comentó.

“El libro para mí es un objeto especial, de culto. Siento un gran cariño por aquellos libros que llenan mi biblioteca. En ellos está mi trayectoria como lector y también mi trayectoria de vida. Por eso, practiqué siempre una especie de ‘fetichismo’ hacia los libros”, reconoció el educador.
“Adoro los libros por sus tapas, sus encuadernaciones y sus ilustraciones, y por todo lo que han significado y significan en mi vida; y espero a veces con entusiasmo que mis alumnos sientan lo mismo. Pero al mismo tiempo, soy capaz de reconocer que vivimos en otro momento de la historia y que los soportes que nos ayudan a leer también son interesantes y bellos”, manifestó Orlando Van Bredam.

Comentarios0

MAS NOTICIAS
Las ideas viajan en BONDI, pero hay que animarse a subir
Cultura
El colectivo es un lugar de comunión y de encuentro obligatorio para todos los que suben y desde la filosofía podemos pensar que a pesar de los distintos destinos, la dirección es una. Esa es la analogía con este proyecto. Subite.
Con un “Concierto de Película”, comenzó el Ciclo de Conciertos 2018 en el Teatro de la Ciudad
Cultura
La propuesta, con el maestro Roberto Túbaro como director invitado, consistió en un repertorio compuesto íntegramente por temas pertenecientes a películas clásicas
Sobre el suplemento cultural de La Mañana: rasgos, trayectoria y proyecciones
Cultura
Tras haberse celebrado un año del inicio de Cronopio, la doctora en Letras María Ester Gorleri de Evans analiza la historia y el presente de esta publicación cultural en un texto exclusivo