Formosa, Jueves, 19 de julio de 2018 - 05:Jul:44 - loading
Hola Argentina

Expertos anticipan una erupción del súper volcán de Yellowstone

16/05/2018

El Parque Nacional de Yellowstone se encuentra directamente sobre un volcán activo gigante. Y eso requiere nuestra atención.

Yellowstone ha sido un parque nacional desde 1872, pero en la década de los sesenta los científicos se dieron cuenta de la escala del volcán, que tiene unos 70 kilómetros. Sin embargo, en la década los ochenta comprendieron que la estructura geológica está completamente viva y amenaza con erupciones catastróficas. Yellowstone es capaz de realizar miles de erupciones mucho más violentas que la del Monte Santa Helena en 1980. La cadena montañosa Northern Rocky Mountains quedarían sepultadas bajo varios metros de ceniza. Las cenizas caerían sobre la mayor parte de Estados Unidos. Por lo tanto, los geólogos están ansiosos por comprender qué ocurre exactamente debajo de todas esas fuentes termales y géiseres alimentados por volcanes.

Obviamente les gustaría saber si Yellowstone volverá a explotar, cuándo lo haría y con qué nivel de fuerza. Una gran erupción sería un evento de baja probabilidad y grandes consecuencias, un proverbial Cisne Negro, algo que podría tener efectos sociales y planetarios. El problema para científicos es que estas grandes erupciones "supervolcánicas" rara vez ocurren, y la acción más importante está fuera de la vista, a muchos kilómetros por debajo de la superficie, que involucra fuerzas caóticas, química compleja y características geológicas enigmáticas.

Un nuevo estudio ha ofrecido una visión de la arquitectura oculta de Yellowstone. Modeló la forma en que el magma se eleva desde las profundidades del interior de la Tierra y crea dos grandes cámaras de roca parcialmente derretidas bajo la superficie del parque nacional.

Estas dos cámaras de magma están apiladas y separadas por una capa (llamada "alféizar", como el alféizar de una ventana) de roca no fundida. El magma que sube del manto de la Tierra fluye fácilmente y no contiene mucha gasolina. Se enfría y se solidifica al colisionar con la corteza relativamente fría, formando el alféizar, cuya parte superior se encuentra aproximadamente a unos 10 kilómetros por debajo de la superficie.

En la parte superior del alféizar está la cámara superior del magma, con un magma espeso y pegajoso que contiene una gran cantidad de gas, lo que hace que el magma de la cámara superior sea explosivo. Es como una lata de gaseosa sin abrir que ha sido sacudida. Abre la lata bajo tu responsabilidad.

El nuevo estudio, publicado en Geophysical Research Letters, explica cómo esta arquitectura de dos niveles y geoquímicamente diversa pudo haber surgido a lo largo del tiempo.

"Algún día podríamos tener una instantánea modelo diciendo que este es el aspecto del sistema cuando hay suficiente derretimiento para que haya una gran erupción", comentó a The Washington Post el autor principal, Dylan Colón, candidato a doctorado en Ciencias de la Tierra en la Universidad de Oregon.

El estudio recibió elogios de Michael Poland, científico a cargo del Observatorio del Volcán Yellowstone del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS por sus siglas en inglés): "Lo bueno de su modelo es que pueden retroceder en el tiempo y ver cómo pudo haber influido en las tasas de erupción durante muchos millones de años".

La nueva investigación refuerza el estudio anterior sobre las cámaras duales de magma. Usó sensores dispuestos alrededor de Yellowstone para registrar la velocidad a la que ondas sísmicas de pequeños terremotos atraviesan la roca subsuperficial. Tales ondas se mueven más lentamente a través de formaciones rocosas calientes y/o parcialmente fundidas. Esa información dio a los científicos el equivalente de una resonancia magnética que muestra las dos cámaras de magma.

"Supervolcán" no es un término técnico. Los expertos se refieren a Yellowstone como una "caldera" o un "volcán que forma una caldera". Algunos volcanes forman montañas cónicas. Una caldera es un volcán que crea un gran cráter. Estos son eventos de deglución en la montaña. Los visitantes de Yellowstone reciben un mapa que muestra el contorno de la caldera más reciente, y si van al punto de vista correcto, es posible ver que el corazón del parque está notablemente libre de montañas: o desaparecieron o cayeron en el gran agujero.

La región de Yellowstone ha visto tres grandes erupciones, la primera hace 2.1 millones de años, la más reciente hace 630.000 años. Contrariamente a la propaganda de rumores en Internet, así como a las teorías de conspiración sobre encubrimientos del gobierno, no hay señales de que vaya a ocurrir un cuarto evento catastrófico.

Es posible, de hecho, que Yellowstone se esté poniendo viejo. Puede estar listo para una larga siesta en lugar de una gran erupción.

Ilya Binderman, un geoquímico de la Universidad de Oregón y coautor del nuevo documento, dijo que Yellowstone podría estar "acercándose al final de su evolución" porque gran parte del material en la cámara superior de magma se recicla y se vuelve a fundir después de erupciones previas.

Como dijo Polonia: "¿Cuántas veces quieres recalentar tus sobras? En algún momento vas a decir que ya basta. Lo has calentado en el microondas seis veces y ya no es comida".

Aquí se necesita humildad intelectual: nadie puede decir con gran confianza cuánto magma se necesita para desencadenar una erupción que forma una caldera. Además, las erupciones relativamente pequeñas que crean flujos de lava pueden ocurrir dentro del sistema de Yellowstone. El más reciente fue hace 70.000 años. Los expertos afirman que una de estas erupciones más pequeñas es mucho más probable que una explosión gigante. La especulación de que "es necesario" que Yellowstone estalle catastróficamente implica que el volcán se comporta de manera predecible, como una máquina. Los geólogos dicen lo contrario.

Se debe tener en cuenta que Yellowstone no es la única caldera en Estados Unidos. Uno de las otras que vale la pena vigilar -y el Servicio Geológico de Estados Unidos hace precisamente esto- es la caldera de Long Valley, en California, cerca de la popular estación de esquí de Mammoth Mountain, justo al este del Parque Nacional de Yosemite. Estalló hace 70.000 años. Es extremadamente improbable una erupción mayor, pero podría producir erupciones más pequeñas que serían altamente disruptivas y peligrosas, según cuenta Margaret Mangan, científica a cargo del Observatorio del Volcán de California del USGS.

Mangan remarcó que hay siete regiones volcánicas en California con zonas de roca fundida debajo de la superficie. Una erupción volcánica en California es más o menos tan probable como un terremoto de magnitud 6 o mayor en la falla de San Andreas.

Pero los californianos no se preocupan por los volcanes. Se preocupan por los terremotos, los tsunamis y los incendios forestales. Ella ha tratado de aumentar la conciencia pública sobre los peligros de los volcanes, pero dice que es difícil llamar mucho la atención.

"El nivel de conciencia y el nivel de preparación es bastante bajo en este estado", comentó. "Nos preparamos para esos grandes terremotos, y tenemos que prepararnos para las erupciones volcánicas".


Fuente: www.infobae.com

Comentarios

MAS NOTICIAS
Las facciones disidentes de las FARC buscan un frente unificado
Internacionales
Hay 29 grupos que rechazan el acuerdo de paz; el ministro de Defensa prometió que no lograrán su objetivo
Los niños futbolistas rescatados de una cueva en Tailandia recibieron el alta
Internacionales
Los 12 menores y el entrenador participarán en minutos de una conferencia de prensa. Las preguntas fueron aprobadas previamente por el equipo de médicos y psicólogos, luego de pasar más de una semana en recuperación
Donald Trump y Vladimir Putin podrían tener su segunda cumbre en Argentina
Internacionales
El mandatario ruso reveló que discute con el norteamericano la posibilidad de reunirse en Buenos Aires, durante la cita de líderes del G20