Formosa, Jueves, 13 de diciembre de 2018 - 00:Dec:08 - loading
Guru Soluciones Hola Argentina

El FMI prevé que la Argentina crecerá menos como "reflejo de la necesidad de ajustes"

16/07/2018 El organismo prevé que la "constricción de las condiciones financieras y el ajuste necesario de las políticas" en Argentina influirá en la desaceleración económica regional

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ajustó el lunes a la baja su pronóstico de crecimiento económico para América Latina, en el que la Argentina, la tercera economía de la región, incidirá en la desaceleración por "la constricción de las condiciones financieras y el ajuste necesario de las políticas".

Argentina fue sacudida por una aguda crisis financiera en el primer semestre de este año que llevó al Gobierno a recurrir al FMI para obtener un crédito de 50.000 millones de dólares. Sin embargo, el país continúa con una elevada inflación de 30% anual y una tasa de interés de referencia de 40% anual en pesos, una de las más elevadas del mundo.

En su informe Perspectivas de la Economía Mundial (World Economic Outlook-WEO en sus siglas en inglés) de julio de 2018 (en base a datos recabados hasta abril pasado), el organismo de crédito expresó además que América Latina y el Caribe crecerán menos en 2018 y 2019, debido principalmente a una reciente apreciación del dólar y a un incremento en los precios del petróleo. En su actualización de las previsiones económicas de abril, la entidad revisó a la baja de 0,4 punto porcentual, de 2,0% a 1,6%, su previsión de crecimiento de la economía de América Latina y el Caribe para este año.

El Fondo apuntó que esa reducción es reflejo de la necesidad de ajustes en Argentina, escenario de incertidumbres políticas en Brasil y las tensiones comerciales aún sin resolver entre México y Estados Unidos.

El organismo proyecta "que el crecimiento de América Latina experimentará un ligero aumento, de 1,3% en 2017 a 1,6% en 2018 y 2,6% en 2019 (0,4 y 0,2 puntos porcentuales menos de lo proyectado en el informe WEO de abril)".

"Aunque el alza de los precios de las materias primas continúa brindando respaldo a los exportadores de la región, el empañamiento de las perspectivas respecto de la edición de abril refleja la complicación del panorama para grandes economías, debido a la constricción de las condiciones financieras y el ajuste necesario de las políticas (Argentina); los persistentes efectos de las huelgas y la incertidumbre política (Brasil); y las tensiones comerciales y la prolongada incertidumbre que rodea la renegociación del TLCAN y el programa de políticas del nuevo gobierno (México)", puntualizó el ente multilateral.

"Las perspectivas de Venezuela, que está sufriendo un colapso drástico en la actividad y una crisis humanitaria, se revisaron nuevamente a la baja a pesar del repunte de los precios del petróleo, ya que la producción disminuyó con fuerza, agregó.

En el caso de Brasil, se señaló que las perspectivas de crecimiento son "poco inspiradoras", pues "la economía tiene un desempeño por debajo de su potencial, la deuda pública es alta y en aumento, y, aún más importante, las perspectivas de crecimiento de medio plazo permanecen poco inspiradoras". Para 2018, el FMI espera en Brasil un crecimiento de 1,8%; un recorte de medio punto porcentual respecto a lo estimado en abril.

Con relación a México, el FMI mantuvo sin cambios su expectativa de crecimiento con relación a abril, 2,3%, aunque recortó la previsión para 2019, de 3,0% a 2,7 por ciento.

EL FONDO RECOMIENDA "FLEXIBILIDAD CAMBIARIA"

Entre los puntos generales del informe, el FMI enfatizó que "muchas economías de mercados emergentes y en desarrollo necesitan reforzar la resiliencia a través de una combinación adecuada de políticas fiscales, monetarias, cambiarias y prudenciales para atenuar la vulnerabilidad frente al empeoramiento de las condiciones financieras mundiales, fuertes movimientos cambiarios y reversiones de los flujos de capital".

"En general, será importante mantener la flexibilidad cambiaria para amortiguar el impacto de shocks externos adversos, aunque es necesario vigilar de cerca los efectos de las depreciaciones del tipo de cambio en los balances del sector privado y público y en las expectativas de inflación interna", indicó el informe del Fondo.

Cabe recordar que dentro de las condiciones acordadas en el stand by con Argentina, el organismo propuso que la cotización del dólar sea establecida por la oferta y demanda del propio mercado cambiario, sin la intervención oficial.

"La recomendación tradicional en cuanto a la importancia de restringir el crecimiento crediticio excesivo donde sea necesario, apuntalar balances bancarios saludables, contener los descalces de vencimientos y monedas, y mantener condiciones ordenadas en los mercados cobra más relevancia ante la renovada volatilidad de los mercados", añadió.

"Dado que los niveles de deuda aumentaron con rapidez tanto en las economías emergentes como en las de bajo ingreso durante la última década, la política fiscal debería centrarse en preservar y reconstituir los márgenes de protección cuando sea necesario, mediante medidas propicias para el crecimiento que protejan a los segmentos más vulnerables de la población", recomendó el FMI.

"Para incrementar el crecimiento potencial y realzar su inclusividad, las reformas estructurales siguen siendo esenciales para descomprimir los cuellos de botella en la infraestructura, mejorar el clima de negocios, modernizar el capital humano y lograr que todos los segmentos de la sociedad tengan acceso a las oportunidades", manifestó.

EVOLUCIÓN DE LA ACTIVIDAD GLOBAL

En tanto, la entidad que dirige Christine Lagarde mantuvo su previsión sobre el crecimiento de la economía mundial este año, en 3,9%, pero alertó sobre los efectos de una guerra comercial entre Estados Unidos y China.

"El riesgo de que las tensiones comerciales actuales se intensifiquen y que impacten negativamente en la confianza y en la inversión representa la mayor amenaza para el crecimiento mundial en el corto plazo", dijo Maurice Obstfeld, economista jefe del FMI.

La proyección para las dos principales economías del mundo –Estados Unidos y China- se mantuvo sin cambios para este año pese a la guerra comercial que las enfrenta.

Para el FMI el crecimiento de los países desarrollados se ubicará en 2,4% (-0,1 punto porcentual) en 2018, con Estados Unidos a la cabeza (+2,9%), gracias al impulso de la rebaja de impuestos implementada a fines de 2017.

El Fondo redujo también la expansión prevista para la Eurozona (-0,2 puntos porcentuales, a 2,2%), debido a los pronósticos más bajos para Alemania (-O,3 puntos porcentuales a 2,2%), Francia (-0,3 punto a 1,8%) e Italia (-0,3 punto a 1,2%).


Fuente: www.infobae.com

Comentarios

MAS NOTICIAS
Desde el Gobierno admiten que han "cometido errores en estos tres años" y que el país "aún atraviesa meses muy difíciles"
Economía
Lo aseguró el presidente del Banco Central Guido Sandleris. Culpó al contexto internacional y a la sequía.
Los pilotos anunciaron un paro de 48 horas a partir del jueves
Economía
Los gremialistas se oponen al ingreso de pilotos extranjeros. Desde la ANAC defendieron la reglamentación que flexibilizó los requisitos para comandar vuelos comerciales y aseguran que "no está comprometido el trabajo de los argentinos"
El dólar arrancó la semana en alza y cerró a $38,75
Economía
Según el promedio diario que realiza en Banco Central entre diferentes entidades bancarias y casas de cambio, la moneda estadounidense avanzó 44 centavos respecto al cierre del viernes