Formosa, Sabado, 22 de septiembre de 2018 - 01:Sep:51 - loading
Hola ArgentinaGrupo Betania

Di Pace: se intenta trasladar sólo la mitad de la última devaluación del peso a los precios finales

08/09/2018 El especialista indicó que existe “resistencia” por parte del canal minorista a los precios que entrega el vendedor mayorista o el fabricante industrial

En diálogo exclusivo con La Mañana, el economista Damián Di Pace señaló que si bien el traslado a los precios depende de cada categoría de productos, en líneas generales y frente a una devaluación que estuvo en el orden del 30% en el último mes, la intención de los “formadores de precios” de la Argentina es trasladar el 50% de la última depreciación de la moneda nacional a los valores, lo cual significará un incremento del 15% en los costos finales.

Para Di Pace, el inconveniente para lograr este objetivo es que existe “resistencia” por parte del canal minorista a los precios que entrega el vendedor mayorista o el fabricante industrial. “
Según la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, las ventas minoristas cayeron un 8% en el mes de agosto, y llevan una caída acumulada del 3,7%. Lo que se está viendo es que esta semana algunas empresas mayoristas no lograron convalidar precios y ‘frenan’ las ventas hasta ver si el tipo de cambio realmente logra tener una estabilidad. Quienes salieron con nuevas listas de precios lo hicieron con aumentos de entre un 10 y un 15%”, explicó el profesional a este diario.

“Lo que está sucediendo es que la reposición de productos es menor, porque las ventas caen. Entonces, lo que hacen los mayoristas, que no se quieren quedar con stock, es generar algún beneficio en sus listas de precios: ofrecen a los minoristas los productos con los aumentos, pero les brindan un descuento si compran una mayor cantidad de unidades. De este modo, se intenta ‘flexibilizar’ una lista de precios muy rígida que no suele ser tomada por comerciantes minoristas”, agregó.

Por otra parte,
en lo referente a los constantes aumentos que se registraron en lo que va del año en los valores de los productos panificados, Di Pace opinó: “En ese caso, no se trata de un problema de concentración de mercado. En este contexto, Argentina atraviesa una situación extraña: tiene producción récord de trigo desde 1999. Pero se trata de un commodity internacional, y cayó un 25% la producción de harina de trigo en Australia. Y en Estados Unidos se dedicaron, principalmente, a sembrar otros cultivos. Por este motivo, hay una escasez de trigo en el mundo. A su vez, como nosotros devaluamos, este contexto afecta fuertemente al valor del producto en el mercado interno”.

Asimismo, el experto aseveró que es necesario “ordenar precios en el mercado interno”, y que es recomendable que las autoridades efectúen gestiones para alcanzar “un valor de referencia del pan, que es el producto más básico que podemos tener”.

“Un precio de referencia es lo mejor, porque resulta difícil incorporar los artículos de la industria farinácea al programa Precios Cuidados. En este sentido, las pastas frescas ya tenían en lo que va del año un incremento acumulado del 60%”, indicó.

En otro orden, el licenciado comentó que
si bien ahora se observan subas en los alimentos frescos en diferentes puntos del país, ese tipo de productos, incluyendo carnes, frutas y verduras, se encuentran entre los que menos aumentaron en el acumulado anual, con un 17% de incremento en promedio y en el marco de una inflación anual que hasta agosto, según datos que anunciaría en breve el Instituto Nacional de Estadística y Censos, llegaría al 24%.

“Las retenciones deberían aplicarse en dólares”

Damián Di Pace consideró que para resolver de forma definitiva la crisis cambiaria, la Argentina no debería reimplantar restricciones cambiarias, sino volver a generar dólares genuinos, que ingresen al país a través de las exportaciones.

No podemos pensar en volver al ‘cepo’. Nuestro problema es la falta de oferta de dólares. Ahora, con las nuevas retenciones, se buscará restablecer el ofrecimiento de billetes norteamericanos en el mercado, para de ese modo estabilizar el tipo de cambio. Es la medida que tomó el Gobierno nacional, y en este contexto, la que podía implementar”, evaluó el experto.

“Sin embargo, las nuevas retenciones deberían aplicarse en dólares. Con la modalidad actual, en pesos, van a ser licuadas por cualquier evolución del tipo de cambio”, subrayó el economista.

“Uno puede analizar lo que pasó antes y ver qué se hizo mal. Ante la ausencia de dólares de las inversiones extranjeras directas, que no llegaron en abundancia, y el libre flujo que generó la Argentina de capitales especulativos, que se incorporaron al sistema financiero argentino a una tasa en pesos muy alta que luego convertían en dólares, se llegó a una situación que debería haber tenido un equilibrio más sano, para evitar una enorme fuga de divisas como la que tuvimos, de unos 15 mil millones de dólares”, expresó.

Comentarios

MAS NOTICIAS
Para Samaniego, el proyecto que propone Nación profundizará la recesión económica
Locales
El legislador por el Frente de la Victoria consideró que el proyecto que impulsa el Gobierno nacional generará menos recaudación tributaria y ampliará el déficit fiscal del país
Fischer afirmó que Cooperativas y Mutuales deben seguir exentas de pagar Ganancias
Locales
Ante la intención del Gobierno nacional de gravar la labor de entidades cooperativas dedicadas al ahorro, crédito, seguro y reaseguro, el subsecretario de la Economía Social indicó que esas entidades, por ley, están exentas de pagar impuestos
Di Pace: “Las provincias deben mantener la reducción de impuestos”
Locales
El economista recomendó bajar la presión tributaria sobre el sector privado, que se verá afectado por la disminución tanto en la actividad económica como en el consumo