Formosa, Sabado, 22 de septiembre de 2018 - 13:Sep:46 - loading
Hola ArgentinaGrupo Betania

El dólar superó los $39 y el Riesgo País cayó 5%, en un mercado que busca un punto de inflexión

12/09/2018 La divisa abrió en baja, pero trepó casi 30 centavos al cierre, sin intervención del BCRA. El indicador de JP Morgan quedó debajo de 700 puntos para la Argentina

Sin intervención del Banco Central y una demanda que se aceleró sobre el cierre, el dólar en bancos de la City concluyó con alza de 1% en promedio, a $39,08 para la venta y $37,34 para la compra.

Fuentes del mercado cambiario señalaron que la demanda de divisas se mantuvo acotada hasta el final, a la espera de posturas vendedoras de la entidad que preside Luis Caputo, y apuraron las compras sobre el cierre, una vez confirmado que no habría intervención oficial.

Caídas abruptas en el precio de acciones y bonos fueron en 2018 la otra cara de la mayor devaluación del peso argentino desde 2002. Y las acotadas recuperaciones, que sucedieron en los breves lapsos de estabilidad cambiaria, no lograron sostenerse.

Aunque en las tres últimas ruedas de la semana pasada las valuaciones exhibieron mejoras y el dólar retrocedió 4,7%, la operatoria financiera de lunes y martes volvió a recortar lo ganado. Los mercados mantienen una mirada de cortísimo plazo y hacen las cuentas en el día a día, con la atención concentrada en las noticias cotidianas -domésticas y del exterior- que pueden alterar la tendencia en cuestión de minutos.

Este miércoles el Riesgo País destacó por la baja de 42 enteros, para quedar debajo de los 700 puntos básicos por primera vez en septiembre. El dólar, que arrancó la rueda con una baja cercana a 20 centavos, terminó demandado al cierre, con una ganancia de 1%, tras la renovación parcial de las Letras del Tesoro.

"Entendemos que las últimas ruedas, de cierta mayor tranquilidad -aunque no se hayan evitado por momentos ciertas correcciones-, es un paso necesario para ganar estabilidad luego de las última semanas. Creemos que nos moveremos en una coyuntura donde podremos ir viendo recuperaciones parciales en los activos financieros, dentro de un marco de volatilidad importante", señaló Sabrina Corujo, directora de Portfolio Personal.

TERCERA RUEDA EN ALZA PARA EL DÓLAR


Con un repunte sobre el final de las operaciones, sin la contrapartida de ventas del BCRA, el dólar mayorista repuntó 29 centavos (+0,8%), a 38,25 pesos. El monto operado en el segmento de contado (spot) fue exiguo, unos USD 411,8 millones.

En el ROFEX se concretaron contratos futuros (en pesos, pero atados al tipo de cambio), por USD 367 millones. Las posiciones para fin de mes terminaron a $39,49, y para diciembre de 2018, a 43,50 pesos.

Los negocios financieros padecen la falta de referencias, cuando se esperan resultados de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para cerrar un nuevo acuerdo, se busca consenso para el Presupuesto 2019 y se evalúa el resultado de la licitación de letras del Tesoro (LETES).

El índice accionario Merval se recuperó con alza del 1,9%, a 29.720 unidades, encabezado por la mejora anotada en acciones financieras y energéticas.

"Todavía los inversores confían en que el nuevo acuerdo con el FMI y el Presupuesto 2019 tendrán una resolución favorable a corto plazo", resumió Gustavo Ber, economista del Estudio Ber.

"Nos guste o nos disguste, todo indica que la Bolsa está mejor. Reconoce la 'crisis' que absorbe por precios, al piso llega con precios de remate -medidos en dólares-, pero no pierde el rumbo, con el 'rebote a reversión' confirmado", apuntó Jorge Fedio, analista técnico de Clave Bursátil.

En Wall Street, los ADR de empresas argentinas también sugerían una leve ganancia en dólares, con Ternium (+3,8%), Banco Francés (+4,1%) e IRSA Propiedades Comerciales (+4,3%) como protagonistas.

"La devaluación y la crisis consumió los precios, y con el escándalo de los 'cuadernos' destapa la matriz de la corrupción, solo que limpiarla genera ruidos. Con el recorte de precios en dólares entre el 70 y 80 por ciento de muchas acciones del panel líder, en teoría y por pura experiencia de tantas otras crisis que supimos conseguir, espacio para mucha más baja no quedaba", refirió Fedio.

RETROCEDE EL RIESGO PAÍS

El indicador de la banca JP Morgan, que mide el diferencial de la tasa de los bonos de EEUU a 10 años (ahora en 2,6% anual) y sus similares emergentes, cedió 42 unidades ó 5,7% para la Argentina, a 699 puntos básicos.

Esta sobretasa continúa en un rango máximo desde 2015, y prácticamente duplica las cifras de comienzos de 2018. La baja es positiva, pero la realidad es que con este nivel de rendimientos, la Argentina queda expulsada de los mercados de capitales internacionales.

El Credit Default Swap (CDS o seguro por incumplimiento crediticio) para la deuda argentina a un año cedió a 694 puntos básicos.

Los bonos soberanos en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) operan con una mejora promedio del 1,1%, liderada por las emisiones dolarizadas.

Los agentes bursátiles continúan inclinándose a las posiciones dolarizadas, aun con una tasa de referencia en pesos que el Banco Central mantuvo en el 60% anual.

En ese aspecto, crece la atención sobre la licitación este miércoles de Letras del Tesoro (LETES) en dólares, con una tasa mínima del 7% anual.

"Aunque desde el punto de vista del Tesoro creemos que salir a convalidar un rendimiento de estos niveles a tan corto plazo no es una buena noticia, desde el lado de un inversor creemos que es una buena opción para los ahorros en dólares que busquen generar un retorno o para aquellos pesos que busquen dolarizarse", comentó Sabrina Corujo.

Desde el exterior también se mantuvo en las últimas horas la mirada crítica sobre el presente argentino.

Para Morgan Stanley, el Presupuesto 2019 contaría con suficiente respaldo político como para ser aprobado incluyendo medidas de ajuste fiscal, como la aplicación de derechos a la exportación. Pero espera una recesión que será más prolongada que lo previsto, con una caída de 2,3%, y mayor inflación, de 41% anual.

En tanto, la agencia Fitch mantuvo sin cambios las calificaciones de Argentina en "B". Reconoció que las negociaciones con el FMI, para adelantar los desembolsos por USD 50.000 millones, reflejan esfuerzos proactivos para mitigar los riesgos financieros a corto plazo y reducir las necesidades de endeudamiento. No obstante, la perspectiva macroeconómica argentina ha empeorado desde mayo, en un contexto de volatilidad cambiaria.


Fuente: www.infobae.com

Comentarios

MAS NOTICIAS
Cómo es el nuevo acuerdo entre el Banco Central y el FMI para domar la inflación
Economía
Se confirmó el cambio de metas de inflación de Sturzenegger por el control vía agregados monetarios. Se limita la emisión de pesos.
El desempleo ya afecta directamente a unos 2 millones de trabajadores
Economía
Creció en más de 252 mil en un año. Otras 1,5 millones de personas se encontraban subocupadas, pese a que querían emplearse por tiempo pleno. El desempeño en la Era Cambiemos
El PBI cayó un 4,2% en el segundo trimestre y quebró un ciclo de 5 períodos de reactivación
Economía
Acusó los efectos de la alta volatilidad del tipo de cambio, aceleración de la inflación y el impacto de la peor sequía en 50 años sobre la cosecha gruesa. Expectativas de continuidad del ciclo recesivo