Formosa, Lunes, 17 de diciembre de 2018 - 11:Dec:46 - loading
Guru Soluciones Hola Argentina

“Gracias Gauchito”, adaptación de una novela de Van Bredam que evoca a la venerada figura religiosa

02/12/2018 El escritor destacó que el guion del film le pareció “satisfactorio”, y consideró que el Gauchito Gil es “más un personaje político que un santo”

CINE Y LITERATURA

Hace pocas semanas, se estrenó en la Argentina la película “Gracias Gauchito”, largometraje del antropólogo y realizador cinematográfico Cristian Jure que relata la vida de Antonio Mamerto Gil Núñez, más conocido como el Gauchito Gil, el célebre personaje de nuestra región que tiempo después de su muerte en 1878 fue elevado a la categoría de santo para miles de habitantes de nuestro país. El guion del film está basado en “Colgado de los tobillos”, primera novela de Orlando Van Bredam y uno de los pocos trabajos literarios dedicados a contar la historia de esa figura religiosa.

Al ser consultado sobre este tema, Van Bredam aseguró a Cronopio que si bien la película todavía no tiene fecha de estreno en nuestra ciudad, la obra se proyectará en Formosa. Además, indicó que fue filmada en el Paraguay, y que todavía no tuvo oportunidad de ver el film, aunque conoce el guion sobre el cual se trabajó.

“No colaboré en la elaboración del guion, que fue escrito por el propio director, pero cedí los derechos de mi novela. Es muy importante que este proyecto se haya realizado, porque en el cine suele haber muchas iniciativas que no se terminan concretando, porque el cine es caro. Hubo tres intentos de llevar esa novela al cine, y esta vez tuvimos suerte, porque Jure consiguió el apoyo del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales”, explicó Van Bredam a este suplemento.

“Cristian Jure me llamó hace cinco años a mi casa de El Colorado, y me dijo que quería llevar al cine mi novela. Le aclaré que hubo varias personas que querían adaptar el libro, pero no lo pudieron hacer. Entonces, él me dijo que estaba interesado en concretar la iniciativa, y que si revisaba sus antecedentes, iba a comprobar que él siempre logró concretar sus películas. Y tenía razón. Poco después, me envió una copia del guion, y el texto me pareció satisfactorio”, afirmó.

“Una novela no es igual a un guion cinematográfico, que es una adaptación donde se tiene en cuenta la mirada del guionista o el director. Yo no soy guionista, pero me pareció que la película respetaba mucho la historia de Antonio Gil, al igual que varios de los aspectos que yo había imaginado”, detalló.

A continuación, el autor aclaró que su novela no es “la historia fidedigna” del Gauchito Gil. “Ese relato puede resumirse en tres o cuatro páginas. Tuve que aportar mucha imaginación e inferir, a partir de su vida y el contexto en el que vivió, cómo hubieran sido las cosas. Por eso, no hay un solo relato sobre esa figura. Yo traté de informarme todo lo posible para escribir el libro”, señaló.

Historia

“Antonio Gil fue un correntino del cual se sabe muy poco. La mayor parte de la información se fue transmitiendo de manera oral, y el mito se instaló en la zona entre las décadas del 60 y el 70. Entré en contacto con el personaje cuando tuve un incidente en Mercedes: mi auto tuvo un desperfecto técnico cerca del lugar en el cual se reúnen los seguidores del Gauchito Gil. Tuve que quedarme tres días en la zona, y el mecánico que reparó mi vehículo me contó la historia. Entonces, la idea de escribir una novela me entusiasmó. Como había pocos datos, desarrollé mi propio imaginario acerca de él, respetando algunas de sus conductas”, relató.

“Antonio Gil fue un desertor del Ejército, porque se negaba a matar a sus hermanos para beneficiar a los dueños de la tierra. A su modo, con sus limitaciones intelectuales, fue el primero en cuestionar la posesión de la tierra; y eso molestó mucho a determinados sectores. Algunos dicen que lo ajusticiaron por robar a los ricos para darles a los pobres. Esa versión fue desestimada”, aseveró.

“El fue colgado de los tobillos y degollado, en un lugar que se volvió mítico para sus seguidores. Se trató de un hombre ajusticiado injustamente por el poder correntino a fines del siglo XIX por ser desertor, por dejar sin fuerza a quienes tenían interés en combatir por la posesión de la tierra. Fueron pocos los gauchos que se animaron a desertar y a enfrentar el poder”, remarcó el docente.

Asimismo, Orlando Van Bredam dijo que Antonio Mamerto Gil Núñez es “una figura formidable, más un personaje político que un santo”, porque “fue un gaucho rebelde, un hombre que cuestionó los pilares del poder”, aunque alguna personas “lo consideren un benefactor”, y le pidan trabajo o salud. “Cada vez que alguien le prende una vela roja o usa una cita de ese color, también está efectuando un gesto de rebeldía, que marca que más allá de las entidades instituidas, existen otras formas de ser, porque esa figura cuestiona los poderes establecidos y la fe tradicional. Me agrada cuando el pueblo se expresa así, y por eso elegí contar esa historia”, expresó.

“La novela, luego de una primera edición, efectuada en 2001 a través de una Editorial de Formosa como ‘Colgado de los tobillos’, y después de otras reediciones, fue seleccionada por un importante sello de Buenos Aires. Esa empresa la publicó con otro título, ‘El retobado’, porque le parecía que eso mostraba al Gauchito como un héroe y no como un mártir. Yo acepté, porque quería que el libro se vendiera, pero en la siguiente reedición recuperé su nombre original, que me parecía mucho más poético, y que lo retrataba como un héroe mártir”, manifestó el educador.

Ficha técnica (recuadro)
Título: “Gracias Gauchito”. Año: 2018. Dirección: Cristian Jure. Actores: Jorge Sienra, Diego Cremonesi y Héctor Silva. Guion: Cristian Jure, basado en la novela “Colgado de los tobillos”, de Orlando Van Bredam. Fotografía: Nicolás Gorla. Música: Gonzalo Ferrer. Género: Drama. Origen: Argentina. Duración: 94 minutos. Calificación: Apta mayores de 13 años con reservas.


Comentarios

MAS NOTICIAS
Matías Arriazu regresa a Formosa con una propuesta imperdible
Cronopio
Después de recorrer rutas latinoamericanas y de brindar dos conciertos, en Foz de Iguazú y en Asunción, dará una clase magistral en esta capital. Dónde inscribirse
“Si no hay público con quien compartir, no hay artistas”
Cronopio
“El arte es búsqueda constante, es un agente de cambio de realidades y un poderoso generador de vínculos y afectos”, definieron Olga y Marina Liz Romero, dos artistas que participaron recientemente de BADA