‹ Volver al inicio
19/04 - 14:04
Con el protagonismo de siempre
Integrantes del equipo de San Miguel que el fin de semana se consagraron campeones en un Torneo Sudamericano de Futsal llevado a cabo en el partido de Esteban Echeverría (Buenos Aires) pasaron por el Diario La Mañana, donde contaron lo que les dejó esta gran experiencia
Toda felicidad era lo que dejaban ver ayer los jugadores de futsal de San Miguel, quienes con trofeos en mano y orgullosos de lo conseguido casi en el anonimato, contaron lo que significó la obtención de un nuevo título para un equipo que, pese al paso del tiempo y el recambio que hubo en algunos puestos, no perdió la costumbre de estar siempre en la conversación de las competencias donde dice presente, como pasó en esta ocasión al superar en la final a Villanueva de Chascomús por 6 a 3 en tiempo suplementario luego de haber igualado 3 a 3.

Esa fusión de juventud y experiencia se puede ver, por ejemplo, en Gabriel Florentín y Horacio Amarilla, arqueros del plantel que ayer pasaron por La Mañana para hacer saber más acerca de lo conseguido, como también otros que no quisieron faltar y se sumaron, tal el caso de Eugenio Sotelo y Alberto Olmedo.

“Estoy muy agradecido por la posibilidad que me dio el equipo de San Miguel de ser parte del plantel de mayores; comencé en el 2015 y fui aprendiendo con el paso del tiempo algunas técnicas que hasta hoy me ayudan a superar dificultades que se presentan los partidos”, contó Florentín, el primero que se animó a hablar.

Agregó: “Fuimos con la ilusión de buscar el título, sabíamos que teníamos rivales muy difíciles enfrente, como el anfitrión Echeverría Futsal, y gracias a Dios se dieron todos los resultados para poder llegar a la consagración”.

En tanto Amarilla, quien llevó la cinta de capitán “por ser el más viejo del equipo” como comentó entre risas, recordó que sus comienzos fueron en All Star Instituto, cuando sólo tenía 13 años y que lleva la mitad de su carrera en San Miguel, toda vez que le tocó pasar por otros equipos, algunos de los cuales ya no están.

Sotelo, por su parte, comentó que para llegar a jugar un torneo de estas características “tuvimos que salir campeón en la edición 2016 del torneo de la División de Honor que organiza La Unión Formosa de Fútbol de Salón, lo que nos dio la plaza que estaba en juego para ser parte de la competencia”.
“Enfrentamos a rivales que no conocíamos y la verdad es que la gran sorpresa la dimos cuando le ganamos al equipo de Aguilas Doradas de Brasil 7 a 6”, añadió y remarcó que “el gran candidato era Echeverría Futsal, que era el último campeón”.

Desde un punto de vista más analítico, ya que formó parte del cuerpo técnico, Sotelo dejó entrever asimismo que “con lo que logramos dejamos una muy buena imagen y en la próxima edición, si nos toca ir o a cualquier equipo de Formosa, creo que ahora se nos va a respetar; los jugadores demostraron mucho interés, mucha dedicación, esfuerzo, dejaron todo por la camiseta de San Miguel y la verdad es que en los primeros partidos no nos tenían fe, pero después que pasamos a semifinales nos fueron siguiendo más de cerca”.

“Nos fuimos de acá con la idea de quedarnos hasta el último día del torneo”, sostuvo más adelante, para remarcar que la victoria frente a los brasileños les dio un bonus extra que los llevó a convencerse de que realmente podían llegar más lejos.

La unión del grupo como la personalidad fueron factores importantes que ayudaron a conseguir el objetivo, cuestiones remarcadas en todo momento por los integrantes del plantel.

A su turno, Olmedo tampoco quiso quedar afuera de los agradecimientos por la confianza depositada por parte del cuerpo técnico de San Miguel al convocarlo para este certamen, como también sucedió con otros jugadores.

“Yo no soy jugador del equipo pero la verdad agradezco que hayan confiado en mi persona”, dijo para añadir que el partido más complicado fue “contra los brasileños, si bien la final también tuvo lo suyo, sobre todo porque fuimos al alargue y recién ahí pudimos liquidarlo”.

No fue un camino fácil, sin dudas, el que debió atravesar el equipo formoseño en el torneo, pero el hecho de haber perdido en la fase de grupos lo ayudó para poder corregir errores y hacerse más fuerte para la recta decisiva. La Quema, representante de Chile, fue el único que pudo superarlo en este caso por 4 a 3, cuando anteriormente hubo victorias frente a Medio Pique de Mendoza por 13 a 2 y ante azulgrana de Buenos Aires por 9 a 1.

Después de dejar afuera a Aguilas Doradas, hubo que cruzarse con Echeverría Futsal, al que también se lo venció por 5 a 1 dejando en claro cierta superioridad, hasta que llegó el partido decisivo que terminó con la consagración.

“Haber perdido sirvió para que pongamos los pies sobre la tierra, toda derrota enseña”, señaló Olmedo, quien dijo asimismo que “teníamos un buen juego colectivo e individual, pero el clic que se dio llegó contra los brasileños”, coincidente con el resto de sus compañeros.

Un total de 15 fueron los jugadores que llevó San Miguel para afrontar este desafío, uno más en medio de los tantos que ya tuvo a lo largo de su historia más allá de las entidades a las cuales supo pertenecer. La realidad marca que hoy es integrante de La Unión Formosa de Fútbol de Salón y que su vitrina vuelve a renovarse como también su chapa de gran campeón que no lo pierde pese al paso de los años y el cambio de nombre. Merecido lo tienen.
COMENTARIOS
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Lo Mas Leido
Con la máquina en casa
Viene con homenaje
A puertas cerradas
Revanchas agendadas
Árbitros sin descanso
Mas Ovacion
Copa Argentina: el próximo miércoles se jugarán dos partidos de 32avos
Todo, menos la cancha
Viene con homenaje