‹ Volver al inicio
13/04 - 18:04
500 en la vida de La Unión
La vorágine de la competencia, con un partido encima de otro, con las exigencias deportivas que andan a velocidad luz, suele dejar un poco relegadas determinadas situaciones que, cuando es posible detenerse en ellas, realmente se dimensiona el valor que tienen. La Unión de Formosa jugó por segunda vez en Laguna Blanca, allí ganó su partido ante Bahía Basket y esa noche, este equipo que vio luz allá por agosto de 2004, cumplió nada menos que 500 partidos en la máxima competencia del básquet argentino.
Pasaron 500 noches de básquet del más alto nivel teniendo de un lado, un equipo de Formosa. No hay antecedentes ni siquiera que se asemejen a esta aún joven historia que ha construido La Unión de Formosa en el costado norte de la Patria. ¡500 partidos! El número impacta, claro. Pero más aún impacta que este logro se da en un lugar como Formosa que 20 años atrás no daba ninguna pauta certera que alguna vez una institución de estos pagos pudiera regalar 500 juegos con su propio representante. Había impulsos, ideas, desafíos, pero creer que podía ser real un protagonismo de esta magnitud no entraba en ninguna cabeza. Por eso quizás hoy Mario Romay, el hombre que llegó con la idea, cuando se le pregunta por lo primero que le generó saber que su equipo había sido protagonista 500 veces en la elite del básquet argentino, hable de “no temerle a los desafíos”. Lo fue esta idea allá por 2004 y hoy en 2018 tiene 500 partidos y seguramente 500 historias para contar.

“¿Qué pensé cuando supe de los 500 partidos? La primera reflexión que me generó es que no hay que temerle a los desafíos”, así arrancó la charla Romay con La Mañana, charla que buscaba ir por unos instantes hacia atrás, revisar también el presente y, por qué no, ilusionarse con 500 más.
Recordó el inicio de todo: “cuando le planteé esto personalmente al gobernador Gildo Insfrán, él me dio todo su apoyo, la condición era que yo esté viviendo en Formosa, no que esté viviendo afuera, y a partir de ahí era no saber por dónde empezar, si bien siempre me gustó la parte dirigencial, pero todavía era jugador y fue ahí donde jugó un papel muy importante la gente que me acompañó en ese momento en toda la ejecución de los primeros pasos, y que es la que me sigue acompañando hasta ahora, que es la dirigencia del Club Estudiantes, encabezada por Alicia Alesi”.

Se apega a lo que dijo de no temer a los desafíos: “fue presentar la idea de traer un equipo para jugar el Torneo Nacional de Ascenso a Formosa y que sea el equipo de toda la provincia, y lograr un sí rotundo en el apoyo político. Por eso digo, el tema es no temerle a los desafíos y hoy cumplimos 500 partidos en la Liga Nacional de Básquet y otra buena cantidad en el TNA. En ese entonces, cuando empezamos, teníamos que hacer la pretemporada fuera de la ciudad, tuvimos que reacondicionar el único estadio que teníamos en condiciones -el Centenario- y hoy podemos hacer de local en diferentes lugares de la provincia”. 

Le fluye el orgullo para decir que “La Unión de Formosa ya es parte de la historia del deporte de la provincia. Es un hecho sin precedentes que un equipo de la provincia, en un deporte, cumpla tantos partidos en la primera categoría de ese deporte. No existe algo así en la historia del deporte de Formosa y por eso somos parte de esa historia”. 

Desde el partido 1 al 500 el básquet de Formosa también fue cambiando de rumbo. Por eso Romay señaló que “el proyecto de La Unión de Formosa ha colaborado para que se juegue al básquet en toda la provincia, de que cada vez que realizamos un programa de deporte social el básquet está apoyado y se practica en muchas localidades del interior donde no se practicaba. En los últimos tres años no solamente ha tenido un crecimiento en lo social, que en lo social por ahí es más fácil porque el Gobierno provincial corre con todos los gastos, pero ahora se han metido los clubes en la competencia a nivel provincial y ahí es otra cosa, donde tienen que federar a nuestros chicos y donde se cumple uno de los objetivos que tenemos, que nuestros deportistas hagan su deporte y no deserten por lo menos hasta los 17 años que terminan la escuela secundaria”. 

¿Cuentas pendientes? Siempre hay y vale reconocerlas para cambiar el curso. Dice Romay: “si bien en las partes importantes de algunos años la gente nos ha acompañado, a todos nos gustaría que la gente acompañe un poco más al equipo. Hay algunos partidos, como los clásicos con los equipos de Corrientes, donde estaría bueno que el equipo se sienta más acompañado en la cancha. Mucha gente lo ve por los medios, lo escucha por radio, lo ve por televisión, pero siempre para todos, jugadores y dirigentes, lo importante es que la cancha presente un buen marco”. 
COMENTARIOS
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Lo Mas Leido
Pipo Marín se presentó ante la Justicia y quedó notificado en la causa de abusos
Arsene Wenger se va del Arsenal
Tercer antidoping en un mes para Messi
Noche a puros goles
Copa Libertadores: Independiente volvió a perder y se complica
Mas Ovacion
Cruza fronteras para cumplir un sueño
Sol quiere tener un gran cierre
Ahora hay que competir