‹ Volver al inicio
14/06 - 09:06
Radiografía de la formación de la selección argentina para el debut en el Mundial: del 4-2-3-1 en defensa al súper ofensivo 3-3-2-2 en ataque
BRONNITSY, Rusia. Cinco entrenamientos consecutivos indican más que una intención: a esta altura, Jorge Sampaoli tiene claro quiénes serán los titulares de la selección argentina el sábado, en el debut ante Islandia en el Mundial Rusia 2018. ¿Qué falta para que sea definitivo? Una práctica más, la última antes de viajar a Moscú, que se hará el viernes a la mañana en el Bronnitsy Training Centre. En ella se realizarán movimientos de tiros libres desde los dos costados, en ataque y defensa: es el momento de repartir marcas y ensayar, con los 11 involucrados. Los que se paren allí serán quienes saltarán al día siguiente al césped del estadio del Spartak. Los mismos de hoy, salvo un imprevisto.

Los 11 para debutar en el Mundial: Willy Caballero; Eduardo Salvio, Nicolás Otamendi, Marcos Rojo, Nicolás Tagliafico; Javier Mascherano, Lucas Biglia; Maximiliano Meza, Lionel Messi, Ángel di María; y Sergio Agüero.

Willy Caballero; Eduardo Salvio, Nicolás Otamendi, Marcos Rojo, Nicolás Tagliafico; Javier Mascherano, Lucas Biglia; Maximiliano Meza, Lionel Messi, Ángel di María; y Sergio Agüero. Esos fueron los que eligió otra vez el entrenador para hacer trabajos tácticos, enfocados en cómo dañar al rival y también cómo retroceder. La presencia de Salvio es un indicador claro de lo que se pretende: que los laterales (él y Tagliafico) se sumen a la línea media cuando la Argentina tiene la pelota, para que combinen con los extremos, Meza y Di María. En ese tipo de movimientos de ataque se verá la transformación: que el equipo pase del 4-2-3-1 para defender al 3-3-2-2 para buscar el gol.

¿Cómo se dispondrán los futbolistas en ataque? Aunque el DT prefiere hablar de "composición para defender y descomposición para atacar", lo cierto es que también en la fase ofensiva se parte de una idea. Y el plan es que Mascherano se coloque entre los centrales, Biglia se ubique en el centro junto a los laterales y Meza y Di María conecten detrás de Messi y Agüero. El 3-3-2-2 se llamará entonces: Otamendi, Mascherano, Rojo; Salvio, Biglia, Tagliafico; Meza, Di María; Messi y Agüero.

Eduardo Salvio encabeza la fila de jugadores; ocupará el puesto de lateral derecho
Eduardo Salvio encabeza la fila de jugadores; ocupará el puesto de lateral derecho Eduardo Salvio encabeza la fila de jugadores; ocupará el puesto de lateral derecho Crédito: Aníbal Greco

¿Dónde presionará el equipo? La intención es robar la pelota lo más arriba posible, aunque quizás el término presión no se ajuste del todo a lo que se necesite emplear: Islandia suele jugar en largo desde atrás, más que intentar una salida limpia por abajo. De todos modos, el equipo se preparó para aplicar la fase 1: buscará hacerse de la posesión en tres cuartos de cancha, para que el recorrido hacia el área de Islandia sea más corto.

"Fútbol, dinámica de lo impensado", inmortalizó el periodista Dante Panzeri en su libro de 1967. La sentencia no se choca con el trabajo previo al partido que la selección lleva adelante en la cancha principal del imponente centro de entrenamientos en el que vive. Se ensayan salidas desde los pies de Caballero, asociaciones ofensivas, cómo retroceder tras la pérdida de la pelota, quién marca en los centros en contra a cada rival -Islandia tiene en ese aspecto su punto más peligroso-... Y se trata de que Messi no necesite bajar al medio para recibir la pelota: si la toma de Meza -su socio por derecha- en tres cuartos de cancha, entonces el peligro de gol se olfateará en la tarde moscovita.

Por: Andrés Eliceche
COMENTARIOS
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.