‹ Volver al inicio
09/01 - 19:01
Con la sensación del deber cumplido
Ariel Garrido, director técnico de Defensores de Formosa, hizo un balance de lo que dejó el 2018, opinó sobre los aspectos positivos de su equipo para poder hacer un buen torneo, recordó el partido contra Sol de América que le costó la eliminación y también hizo referencia a otros temas.
MAS FOTOS
Con los albores de un nuevo año, tiempo en el cual hay quienes todavía buscan barajar y dar de nuevo para no repetir lo que pudieron hacer de manera equivocada, como también están los que apuestan a hacer lo mismo e incluso mejor, Ariel Garrido, director técnico de “Defe”, mantuvo un mano a mano con el Diario La Mañana donde habló de todo un poco en pleno tiempo de descanso.

“El que pasó fue un año muy positivo para nosotros, perdimos tan solo dos encuentros en el año, uno contra 8 de Diciembre, y el otro que fue el más importante en la semifinal frente a Sol de América, pero más allá de eso hicimos un buen torneo, el equipo mantuvo una línea de juego”, señaló de entrada.

Garrido fue más allá al señalar que “otro aspecto a resaltar es el de los jugadores que hicimos debutar en Primera, y aquellos chicos que habían debutado en el 2017 en el último campeonato tuvieron mucha participación, afianzándose en el equipo, eso es fundamental, porque Defensores cuenta con una base importante de juveniles”.

El entrenador recordó más adelante que “cuando empezamos el año, la dirigencia nos dio la posibilidad de traer cinco refuerzos, por suerte no nos equivocamos, trajimos piezas claves como Cisneros, Notario, Denis Caballero, quienes se ensamblaron perfectamente a lo que nosotros queríamos, sumado a los chicos de las divisiones inferiores y algunos que ya estaban”.

Indicó que “cada semana era una prueba para el grupo ya que buscábamos armar el sistema que nos gustaba y pese a los problemas de fichajes que teníamos, toda vez que recién pudimos utilizar a nuestros refuerzos en la sexta fecha; hasta ese momento sólo estuvieron disponibles jugadores netamente de la casa, luego habilitaron las incorporaciones y fuimos ‘mezclando’ el equipo, supimos salir adelante de esas adversidades. En lo personal, estoy muy satisfecho con el rendimiento del plantel”, expresó.

El entrenador habló también sobre los puntos altos que tuvo el equipo. “Lo primordial creo que era la unión que había en el grupo; un total de 28 jugadores formaban parte de este equipo, todos los muchachos tuvieron participación y aquel que no venía jugando, cuando le tocaba entrar lo hacía muy bien; esos, gracias a la ayuda de los más experimentados, entendieron nuestro mensaje y la forma que buscábamos que juegue Defensores, respondiéndonos bien en los partidos difíciles”.

Garrido recordó aquella tarde fatídica de las semifinales, el sábado 1 de diciembre, donde les tocó perder frente a Sol de América por 3 a 0. “El principal factor fue la concentración, nosotros éramos un equipo ordenado, era difícil hacernos goles, lo único que yo pedía para ese día era que mi grupo amanezca bien, lastimosamente eso no nos pasó porque hasta jugando mal creamos muchas situaciones de gol que no concretamos, no realizamos el juego planeado”.

Reconoció asimismo que “quizás nos jugó una mala pasada la ansiedad, teniendo en cuenta el parate de un mes que tuvimos por la lluvia y otras cuestiones; eso creo que nos perjudicó, llegamos al cotejo más importante con falta de fútbol y de ritmo”.

“En ese enfrentamiento los goles de ellos llegan por desatenciones nuestras; el primero nos anota Diego Villalba de cabeza sabiendo del buen juego que tiene. En el segundo le cometen una falta a nuestro lateral izquierdo, que se queda discutiendo con el árbitro y se desconcentra, habilita al delantero del rival cuando todos creíamos que estaba adelantado pero no fue así. Esos errores hicieron que nos quedemos afuera de la final, pero un solo partido no apaña todo lo bueno que se hizo durante el año”, sostuvo el entrenador.

Garrido se pronunció además acerca de su futuro como director técnico de Defensores de Formosa, de lo que dijo: “la intención tanto mía como de los dirigentes es seguir a cargo del primer equipo, pero cuando se reúna la comisión se decidirá sobre mi futuro; yo estoy a la orden, con ganas de seguir trabajando porque creo que hicimos un buen torneo, mi cuerpo técnico estuvo a la altura de lo que pedía el club y si me toca continuar, claramente el objetivo va ser lograr el campeonato, porque si logramos consagrarnos el presidente junto con sus colaboradores van a hacer un esfuerzo para participar del próximo Regional Federal Amateur”.
COMENTARIOS
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.