‹ Volver al inicio
15/03 - 11:03
Empató y debe esperar
San Martín lo ganaba desde el vamos a Gimnasia y Tiro de Salta como visitante, pero se descuidó y tuvo que repartir puntos. Fue 1 a 1 por la octava fecha de la Zona D de la Reválida del Torneo Federal A y ahora deberá cruzar los dedos para que se puedan dar algunos resultados.
El fútbol suele tener su dosis de emotividad. Y quienes visten la camiseta del “Franjeado” saben bastante de esto, ya que nunca nadie les regaló nada y por lo tanto debieron salir a ponerle el pecho a todo tipo de adversidades, independientemente de encontrarse después con un resultado que los dejó tranquilos como no.

Un nuevo capítulo de esa “novela” ya conocida es la que se escribe en el tramo final de la fase Reválida del Federal A, donde su permanencia todavía no está asegurada y mucho menos después del empate conseguido en la noche del miércoles en suelo salteño, sabiendo que en la fecha siguiente tendrá libre y más adelante su último compromiso.

Con este panorama, claro, la incertidumbre se agranda, pero así y todo hay un dejo de esperanza que permite ilusionarse en que todo es posible, si bien lo más necesario por estas horas da cuenta de algunos resultados como para que los equipos que tiene cerca en la tabla que dirime los descensos, no se alejen lo suficiente como para dejarlo fuera de todo.

En cuanto al partido, el dueño de casa entró dormido y esto fue aprovechado por el equipo formoseño que de movida lo jugó como una final y pasó factura en la primera situación que tuvo. Y utilizó su máxima fortaleza: el lateral en ataque.

Así llegó el golazo de Facundo Suárez que enmudeció a los casi 3 mil hinchas que acompañaron y se hicieron sentir: la peinó Antúnez y la pelota le quedó al “9”, que definió de chilena ante un Leguiza obstaculizado. Así San Martín se fortalecía por la confianza de un equipo en racha y que trabaja muy bien los partidos, con inteligencia para abroquelarse ante el primer golpe.

Paralelamente, Gimnasia era un manojo de nervios que se cargaba de amarillas y dudas. Pero el despertar, y el mejor momento de Gimnasia en el partido, llegó en los últimos 20’ de la primera mitad: allí Roggio, el mejor del “Albo”, se puso todos los ataques al hombro y con su injerencia contagió al resto del equipo y entonces el local hilvanó cuatro jugadas clarísimas de gol, arrinconando a la visita apoyado por su gente, pero encontrándose con Iván Gorosito, el bastión que salvó al “Franjeado” de la derrota.

En el complemento parecía que Gimnasia y Tiro se lo llevaba puesto al elenco formoseño cuando Morete se puso la “pilcha” de 10, guapeó, encaró, gambeteó, “limpió” a dos y sacó un zurdazo formidable al ángulo que desató el alarido.

Sin embargo, el anfitrión no pudo aprovechar ni ese envión, ni el empuje de su gente ni las secuelas de un San Martín agotado de tanto estrés y trajín. El “millonario” fue el único que propuso hasta el final, convirtiendo una y otra vez a Gorosito en figura, pero ya la intensidad había bajado y la lucidez de los de arriba no era la misma.

Para esto, “torcer” el resultado más allá de los intentos era una utopía y al final de cuentas no hubo otra que quedar a mano y dejar a los dos en una situación de tensa espera, con más intriga por el lado del equipo formoseño, que ahora oficiará de espectador y después deberá asegurarse los tres puntos ante Crucero del Norte y ver cómo termina todo.
COMENTARIOS
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Lo Mas Leido
Presencia en suelo chaqueño
A semis y por revancha
Iniciativa “portuaria”
Retoman las actividades
Arranque sin sorpresas
Mas Ovacion
Finalizo con éxito el torneo de verano
Arranque sin sorpresas
Retoman las actividades