‹ Volver al inicio
16/02 - 16:02
Skin positivity: el movimiento que promueve la aceptación de las imperfecciones de la piel
Desde que Kendall Jenner apareció en la última gala de los Golden Globes con marcas de acné en su rostro el movimiento #bodypositivity -que fomenta la aceptación de diferentes siluetas y pesos- llegó a la piel. Ahora granitos, manchas y arrugas ya no son mala palabra.
Tal vez una de las máximas beauty más parafraseadas en el último tiempo sea la que asegura que la belleza radica en estar cómoda en la propia piel. Lo dijo la modelo y viuda de David Bowie, Iman y lo repitieron la actriz Gwyneth Paltrow y la comediante Ellen DeGeneres.

La web está llena de sus imágenes con la frase estampada, lista para compartir en la red social que se desee. Claro que cuando la propia piel luce limpia y libre de imperfecciones, la comodidad no cuesta tanto trabajo, en cambio, cuando abundan los granitos enquistados, espinillas y puntos negros, rojeces y cicatrices, reina la incomodidad y la máxima se vuelve un imposible.

El acné es una problemática que no está relegada al universo teen: aunque los trastornos hormonales son su principal causa (pubertad, síndrome premenstrual, embarazo, etc.), también puede aparecer por estrés y fatiga. De hecho, esta enfermedad en nuestro país es el principal motivo de consulta al dermatólogo, 8 de cada 10 adolescentes la padecen y se estima que el 20 % de las mujeres de entre 25 y 50 años también. Sin embargo, hasta ahora, la aceptación de los granitos era un tema tabú.

Tal vez podíamos ver algunas celebrities lucir orgullosas sus arrugas, top models que se hicieron famosas gracias a sus pecas o sus manchas de vitiligo, pero nunca íbamos a ver la imagen de una piel con acné fuera de un anuncio que buscara combatirlo.

Hasta que llegó el movimiento #skinpositivity a Instagram y de repente, la red donde todos proyectan imágenes súper posadas y editadas se pobló de fotos sin filtro con pieles llenas de comedones. Esta nueva tendencia que busca enaltecer el amor propio y combatir el bullying está ligada al movimiento #bodypositivity –que fomenta la aceptación de las diferentes siluetas y pesos corporales– y se volvió viral en las redes desde que la modelo Kendall Jenner asistiera a la gala de los Golden Globes con algunos granitos visibles en la mejilla.

La bloguera Em Ford comparte en su cuenta de Instagram @mypaleskinblog imágenes de su rostro con y sin maquillaje.
La bloguera Em Ford comparte en su cuenta de Instagram @mypaleskinblog imágenes de su rostro con y sin maquillaje

ES MI PIEL. Si bien la oleada skin positivity tiene por objetivo la aceptación de cualquier imperfección en la piel: arrugas, cicatrices, manchas, pecas y acné, fue gracias a esta última que causó revuelo. Tal vez porque, como dijimos antes, es el defecto menos aprobado.

Todo comenzó unos años atrás, en el 2015, cuando la bloguera británica Em Ford, autora de www.mypaleskin.com, empezó a postear en Instagram unas imágenes a cara lavada y con su rostro lleno de granitos. "Después de desarrollar acné adulto, en marzo de 2015, comencé a compartir imágenes de mi cara con y sin maquillaje en las redes sociales. Mis tutoriales de make up se volvieron virales y en julio de 2015 publiqué un video en mi canal de YouTube llamado You Look Disgusting, que detalla algunos de los comentarios que recibí sobre mi apariencia", comenta Em Ford en una de las entradas de su blog.

El video del que habla es un pseudotutorial de maquillaje en el que se puede ver a la bloguera a cara lavada y a medida que va cubriendo sus imperfecciones, aparecen algunos de los adjetivos con los que fue calificada en las redes. "No puedo ni mirarla", "su cara es muy fea", "horrible", "asquerosa", "repugnante", son algunos de los comentarios que se suceden a medida que avanza el tutorial.

En contraposición, "sos hermosa", "te ves radiante", "amo tu maquillaje", "sos perfecta", son las calificaciones que recibe una vez que finaliza su transformación a través del maquillaje. Pero la cosa no queda ahí: "usás demasiado maquillaje", "esto es publicidad falsa", "debería ser ilegal", "imaginate despertar junto a ella cada mañana, ¡qué espanto!", "no confíes en ninguna perra con maquillaje", los comentarios negativos vuelven al ataque, aunque también aparecen testimonios de gente que sufre lo mismo, confesando lo mal que se sienten al respecto: "tengo acné desde los 12 años", "me siento horrible", "me quiero suicidar".

El video que desde su aparición ha recopilado más de 27 millones de visitas finaliza con un mensaje positivo: "eres hermosa, no dejes que nadie te diga lo contrario, ni siquiera vos misma". Desde entonces, Em Ford ha estado trabajado con grandes marcas, medios de comunicación y creadores de tendencias para concientizar a la gente y predicar la aceptación de la propia piel.

UNA MODELO CON GRANITOS. Cuando el pasado 7 de enero la modelo Kendall Jenner asistió a los Golden Globes con algunas marcas de acné visibles a través del maquillaje, los criticones se dieron una panzada. Poco importó que luciera despampanante con un vestido de Giambattista Valli o que el tema fuerte de la gala fuera #Time'sUp; los trolls hicieron de las suyas y se concentraron en hacerle bullying por su piel. Eso desató una oleada de mensajes defendiendo a la más pequeña del clan Kardashian y puso el hashtag #skinpositivity en boca de todos.

Kendall alguna vez reconoció que cuando era más joven sufrió acné severo. "Arruinó completamente mi autoestima: ni siquiera miraba a las personas cuando hablaba con ellas. Incluso después de que mi piel comenzara a mejorarse, me tomó una gran cantidad de tiempo estar bien y recuperar mi confianza", escribió la modelo un tiempo atrás. "El acné es una inseguridad masiva para la gente de todo el mundo", escribió Em Ford recientemente en una carta abierta a Kendall Jenner, "realmente creo que la única forma de aliviar verdaderamente estas preocupaciones, inseguridades y temores, es tener más mujeres como vos, que viven sus vidas con una actitud desafiante sobre su acné".

ACEPTARSE NO ES BAJAR LOS BRAZOS. Animarse a mostrar la piel inflamada por el acné no es sinónimo de no hacer nada al respecto, simplemente quiere demostrar que tener granitos no debería ser motivo para sentirse menos segura. En esta sociedad atiborrada de exigencias, que las celebrities se hagan cargo de que padecen las mismas imperfecciones que tenemos todas, nos hace sentir menos patitos feos. La cantante Lorde, por ejemplo, ha tuiteado fotos de su piel con y sin Photoshop, agregando: "recuerda: los defectos están bien :-)".

La actriz Bella Thorne compartió hace unos años una foto de su piel sin maquillaje asegurando que luchó contra el acné durante mucho tiempo. "Solía ​​llorar todas las noches porque creía que me veía muy fea, –escribió– leía comentarios sobre mi cara, mi piel, mi nariz, mis ojos e incluso mis marcas de belleza que la gente no aprobaba. Poner maquillaje sobre el acné lo empeora".

Como dice la precursora de este movimiento, Em Ford, "creo firmemente que mientras más hablemos de estas cosas, menos tabú serán y cuanto menos críticos seamos con los demás, menos duros seremos con nosotros mismos".
COMENTARIOS
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Lo Mas Leido
Mas Moda
“Clínica placera”, nuevo espacio para dialogar y trabajar sobre las subjetividades humanas
Peeling con acido
Trisomia 21 y sus distintas formas