Formosa, Sabado, 19 de agosto de 2017 - 09:Aug:53 -

El duelo traumático

02/04
Por Bernardo Stamateas

Cuando perdemos a un familiar o a un ser querido de manera abrupta, generalmente quedamos en un estado de shock, y este se transforma en un duelo traumático que es muy difícil de elaborar, porque además del dolor está todo el trauma de lo inesperado de la pérdida.

Cuando hay una pérdida siempre hay un proceso de duelo, de dolor, que es absolutamente normal y que nos lleva a transitar por muchas emociones, bronca, tristeza, negación, etc. El duelo es un proceso activo, es decir, tenemos que hacer algo para atravesar ese momento de dolor. 

Entonces, ¿qué podemos hacer frente al duelo? 

Veamos algunas ideas:

• Permitirnos las expresiones de dolor y el recuerdo. Experimentar el dolor de la pérdida, poder gastarlo, darnos tiempo para sentirlo y expresarlo es algo necesario en todo proceso de duelo.
• Concedernos un tiempo de preguntas, de reflexión, de contemplación. Muchas de esas preguntas no tienen respuesta y nunca las van a tener. Sin embargo, es importante darnos un tiempo para mirar hacia adentro.
• Construir un álbum de recuerdos, reconstruir esa relación desde lo simbólico, poder escribir. La muerte no le pone fin a la relación, sino que la transforma. La persona fallecida no está más en nuestro alrededor, pero por toda la eternidad va a estar dentro de nosotros. Sabemos que con cada muerte algo de nosotros muere, y que cada duelo es distinto, pero compartir las fotos y los recuerdos con los demás es algo que ha ayudado a muchísimas personas.
• Honrar la memoria de ese ser querido ayudando a otros. Podemos transformar el dolor en un don para ayudar a otros pensando que la persona que partió desde el cielo nos está enviando fuerzas, y quiere que sigamos adelante y no nos hundamos en la tristeza y la depresión.

¿Quedó algo pendiente de decir?

Es importante que nos hagamos esta pregunta siempre que estemos ante cualquier pérdida. En psicología lo llamamos “declaraciones emocionales importantes”, y consiste en rever qué pedido de perdón no hicimos, qué emoción positiva no compartimos. Cuando nos quedan esas cosas guardadas, el dolor, que es normal, se transforma en sufrimiento, y ahí es cuando quedamos atascados en el duelo.

Siempre que hay una pérdida hay un antes y un después, y esa pérdida nos ayuda a reflexionar acerca de cómo estamos viviendo. Alguien dijo que no hay que pensar cuándo nos vamos a morir, sino cómo vamos a vivir hasta ese día.

Si tenés alguna inquietud, podés escribirme a bernardoresponde@gmail.com

Bernardo Stamateas
MAS NOTICIAS
Más de 51 mil chicos del Nivel Secundario se sumarán al servicio nutricional estatal
Locales
El ministro Zorrilla invitó a los gremios críticos a participar del III Congreso Pedagógico.
En Formosa ya se implementa la orden médica electrónica
Locales
Comenzó a regir desde este martes. Este sistema es similar a la receta electrónica que el 93% de los afiliados utiliza en la provincia desde marzo.