Formosa, Miercoles, 18 de julio de 2018 - 06:Jul:53 - loading
Hola Argentina

Cómo ser libre del perfeccionismo

04/06 Una columna de Bernardo Stamateas
Por Bernardo Stamateas

Qué distingue a aquellas personas que alcanzan los objetivos que se proponen en la vida? Por lo general, funcionan con mayor sabiduría que el resto de la gente. Aquel que es sabio es consciente de que no es perfecto, de que es humano y capaz de cometer errores.

Como resultado, si bien establece metas, estas no son tan difíciles que no las pueda lograr. Si se equivoca, no siente que es el fin del mundo ni le atemoriza reconocerlo y hacer lo necesario para repararlo, siempre que sea posible. Tal actitud nace del hecho de que no vive pendiente de la aprobación de los otros. Es decir, que no le avergüenza no ser infalible.

En el otro extremo, se encuentran aquellos que tienen la creencia (muy probablemente adquirida en la niñez) que, para lograr algo en la vida, precisan ser muy exigentes consigo mismos y con quienes los rodean. Es decir, que son personas perfeccionistas.

Esta es una actitud que deberíamos desterrar de nuestra mente. Pues el deseo de hacer todo perfecto jamás nos acerca a nuestros objetivos. Para que nuestros esfuerzos rindan sus frutos, es fundamental desarrollar la “mentalidad de conquista”. Dicha forma de pensar consiste en valorar lo que uno es y posee (nuestras fortalezas).

¿Cómo es un conquistador? Te invito a analizarlo a continuación:

El conquistador, a diferencia del perfeccionista, consigue distinguir lo importante de aquello que no lo es. Por eso, se fija prioridades y cuida todo lo que está en su mano. Cuando se da cuenta de que hay algo que le falta, no se critica, sino que se determina a aprenderlo y a trabajar para superarse a sí mismo. Su única competencia es consigo mismo, nunca con los demás.
El conquistador tiene la costumbre de visualizar claramente sus sueños y sabe hacia dónde se dirige. Pero no se cree mejor que el resto de los mortales, sino que procura la mejora continua en su propia vida. Para ello, establece hábitos eficaces, que lo ayudan a acercarse a sus objetivos en todas las áreas.

Desarrollar hábitos saludables en todas las áreas de nuestra vida es una de las maneras más efectivas de salir del perfeccionismo, pues nos brinda los siguientes beneficios:

• Prepara todo nuestro ser para la acción (porque sabemos lo que vamos a hacer).
• Fomenta el cumplimiento de nuestras prioridades (hacer primero lo importante y luego lo superfluo).
• Incrementa la productividad y el rendimiento en todas nuestras actividades.
• Nos permite confiar en nosotros mismos (tener una alta autoestima).

Pero tan importante como tener hábitos positivos es deshacerse de aquellos hábitos que nos entorpecen el llegar a la meta, tales como:

-La informalidad o la impuntualidad.
-La sobrecarga de trabajo.
-El posponer para más adelante (y terminar no haciendo nada).
-La inconstancia.

Y la lista podría continuar… a veces, solo necesitamos poner manos a la obra, comenzar algo, para descubrir que somos capaces de llevarlo a cabo, aunque no nos salga perfecto. Nadie es perfecto pero todos contamos con un potencial ilimitado, con recursos a nuestra disposición, para lograr todo aquello que nos propongamos.

Bernardo Stamateas
MAS NOTICIAS
Combustibles: en quince días hubo tres aumentos
Locales
El último se dio el sábado y tomó por sorpresa hasta a los mismos estacioneros. En diálogo con La Mañana, analizaron el problema
Gómez dialogó con los vecinos y llevó ayuda a niños con discapacidad
Locales
El Ministerio de la Comunidad activó un programa denominado “Mejor calidad de vida” para atender las necesidades de las familias
El uso de la tarjeta de crédito supera al efectivo a la hora de realizar compras
Locales
El supermercadista Ricardo Cáceres advirtió que la mayoría de los clientes concretan operaciones por cerca de $ 230, siendo que antes el ticket promedio era de $ 300; y alertó que el consumo sigue bajando