‹ Volver al inicio
10/05 - 09:05
Jujuy Jiménez y una escapada a México en muy buena compañía
MAS FOTOS
Vivió un verano intenso y diferente de los habituales. Con ganas de seguir creciendo, cuando le acercaron la posibilidad de hacer teatro no lo pensó un segundo. Además de modelo, de comunicadora social, el costado como actriz es un rubro en el que Sofía Jiménez (28) quiere seguir apostando. En Carlos Paz, debutó sobre las tablas como parte de la comedia Locos por Luisa, y no desentonó. Disfrutó de su papel y sus compañeros le reconocieron su capacidad para interpretar. Ya con la temporada teatral a un costado de la ruta, su camino continuó por el lado de las vacaciones. Se trató de un viaje especial y diferente de los demás, porque lo hizo acompañada por Silvia, su mamá.

La primera parada fue en el Caribe mexicano, y luego continuaron el descanso en Miami. Madre e hija disfrutaron de las playas de Isla Mujeres, un paradisíaco destino que queda a unos pocos kilómetros de Cancún. En tierras de Miami, si bien fueron a la playa aprovecharon para hacer shopping y recorrer la ciudad de otra manera. “Fue algo soñado, sobre todo porque lo hice con mi mamá, que es una persona hermosa, una persona que es pum para arriba, porque siempre está alegre y nos levanta, tanto a mí, como a mis hermanas cuando nos ve mal. Es incondicional. Todo surgió porque teníamos pendiente viajar juntas, y como ella no conocía ni Cancún ni Miami, decidimos este viaje, que fue un regalo de la vida. Poder regalarle este viaje a mi mamá fue un sueño. Fue en plan de disfrutarnos, de conectarnos a pura risa. Verla sonreír fue hermoso, como también compartir tanto tiempo juntas, porque la tengo en Jujuy y nos vemos poco. Incluso, cuando voy me tengo que repartir entre varias visitas… acá estuve todos los días, las 24 horas, con ella. Este viaje me quedará grabado para siempre, es un regalo para toda la vida… el mensaje es que disfrutemos de nuestros padres, que pasemos el mayor tiempo posible, porque el tiempo pasa rápido”.

¡Rutina! Recién llegada de su descanso, la sensual morocha se reincorporó a las tareas cotidianas con grandes novedades. “Hice una colección cápsula para la marca Rimmel Moda y fue todo un gran acontecimiento. Hicimos el evento con muchas figuras del espectáculo, que se llevaron varios regalitos. Es la primera vez que la hago y fue un éxito. Encima fue algo jugado, porque propuse que sea algo más que una presentación, para que la gente me conozca, y la verdad es que salió súper bien. La gran mayoría se quedó a la clase de yoga y meditación. Poder compartir eso, esa linda energía, fue alucinante. Cuando me pongo a pensar que me vine de Jujuy de muy chica, sola y sin nada, y poder llegar a esto… estoy muy agradecida a la vida”.