pixel facebook
Martes 01 de Diciembre de 2020

35 ° C Clima

Logo Editorial


“HYPERIÓN”

Polisémica del tiempo: un recorrido holístico

“¿Qué es, pues, el tiempo? Si nadie me lo pregunta, lo sé; pero si quiero explicárselo al que me lo pregunta, no lo sé”. (San Agustín)


Por Washington

"Donde hay peligro, también crece lo que salva”, nos dice Hölderlin en “Patmos”, lo que parece ser la puerta de entrada a la locura (o a la iluminación) que lo acompañó hasta el día de su muerte. Y es esta frase la punta de lanza para crear “Hyperión”, un equipo de trabajo que el profesor en Filosofía Walter Robledo gestó junto a un grupo de jóvenes inquietos, ávidos de conocimiento y reflexión. Este tiempo de letargo generalizado les ha servido para cultivar el saber y dedicar unas horas a cavilar acerca de tópicos diversos. El aura, el infinito, el amor, el vacío, los espejos… todo conformaba una buena excusa que los incitaba a reunirse movilizados por la cultura y el arte.

Desde los primeros días de abril, este grupo de jóvenes se acercó al profesor Robledo y, entre mates, diálogos y reuniones, surgió la idea de encarar un trabajo colectivo que aglutine todas esas ideas que afloraban en las charlas y tardes de lectura. “Hyperión” tuvo ya su participación en la XVIII Feria Regional, Provincial, Nacional e Internacional del Libro de Formosa, en septiembre pasado, donde presentaron sus conclusiones a partir de los espejos como contenido transversal a todo el conocimiento.

El grupo propone invitar a la reflexión de manera multidisciplinaria partiendo de ciertos ejes temáticos, como una especie de mosaico de distintas ramas del saber. Lucas Gamarra estudia Bromatología en la UNaF e hizo un año de Medicina y dos de Bioquímica en Paraguay; Aldo López cursa el Profesorado en Letras en la UNaF; María Luján Benítez es estudiante de Psicología en la Universidad de la Cuenca del Plata; y Andrea Benítez, Nicolás Farías y Belén Ortiz pertenecen al Profesorado en Artes Visuales del Instituto de Arte “Oscar Alberto Albertazzi”. En esta ocasión, el tiempo y su naturaleza conforman un eje temático desde un tratamiento holístico y sus autores lo comparten con la comunidad a través de Cronopio.

“Que la cuarentena no nos atrape el espíritu”, nos dice el profesor Robledo y nos invita a adentrarnos al conocimiento desde cualquier puerta, aun la más estrecha, para dar con aquello que también nos salva en la hora más oscura: la reflexión.

---------------------------------------------------------------------------

Desde la Filosofía...

KAIRÓS - Por Walter Luis Robledo

Hablar del tiempo desde una perspectiva filosófica es una dificultad que a veces genera confusión al intentar conceptualizar. No obstante, se formularán a continuación algunas concepciones de ese “oscuro enemigo”, como lo denomina el poeta francés Charles Baudelaire (1821-1867) en su obra “Las flores del mal”. Luego se tomará nota del Kairós, lúdico-concepto de la filosofía y de la vida.

En primer lugar, los pensadores griegos sostenían la circularidad del tiempo y lo identificaban con el movimiento (Platón y Aristóteles). En segundo lugar, tenemos la visión lineal del tiempo, sostenida por la tradición cristiana. En tercer lugar, nos encontramos con el máximo exponente del idealismo alemán, Friedrich Schelling (1755-1857), para quien hay un tiempo premundano (anterior a la creación del mundo) y un tiempo postmundano (después de la creación del mundo). En su obra “Las tres edades del mundo”, habla de la dinámica de los éxtasis del tiempo: pasado, presente y futuro. Por último, con Immanuel Kant (1724-1804) el tiempo adquiere una dimensión subjetiva al ubicarlo en el sujeto. En su conocida obra “La crítica de la razón pura”, describió el tiempo como una categoría a priori de la sensibilidad, que es la primera facultad de conocimiento. Recorriendo algunas concepciones del tiempo, nos encontramos con una partícula de tiempo como es el Kairós, concepto de la filosofía griega y de la vida, como se dijo anteriormente, y que representa un lapso indeterminado de tiempo en el que acontece un hecho importante.

El Kairós se asocia a lo oportuno, a una oportunidad de nuestra existencia para darle sentido. Para Eric Charles White, el Kairós es un instante fugaz y para Deleuze es un momento irrepetible. La vida misma se compone de instantes que van marcando nuestro camino. La cuarentena nos ha permitido valorar el tiempo.

---------------------------------------------------------------------------

Desde la Literatura...

UNA VISIÓN PROUSTIANA DEL TIEMPO - Por Aldo Manuel López

Disfruto mucho pensando en que la literatura nos puede hacer retornar a lo esencial en nuestras almas. Esta confianza me ha permitido sorprenderme de forma intensa mientras leía a algunos de los autores que la vida me ha permitido conocer. Y es que leer nos permite conectarnos con la magnificencia del presente. Esta breve reseña pretende identificar en la literatura las huellas de la reflexión acerca de aquel al que Samuel Beckett denominó monstruo bicéfalo de maldición y salvación: el tiempo.

Podríamos remitirnos a Borges, ya que él ha tomado al tiempo como enigma principal de toda su poética. Sin embargo, me resulta muy estimulante en estos momentos poder ampliar nuestras lecturas sobre el tiempo prestando atención a la obra de uno de los escritores más brillantes de la literatura universal, aunque lastimosamente no lo suficientemente conocido. Me refiero al francés Marcel Proust y su monumental novela dividida en siete tomos: “En busca del tiempo perdido”. En la obra de Proust, el tratamiento del tiempo ya se nos explicita en el título, que nos recuerda la tragedia humana del sentir que hemos perdido algo sagrado y que justamente por eso es esencial poder recuperarlo. La memoria involuntaria en Proust entra en acción como principal instrumento del ser para saborear el presente y rescatarlo de la sombra de la melancolía. Así lo expone Genette, G. (1989): “El Proyecto narrativo de Proust parte de la reminiscencia, de la memoria afectiva, de una asociación que un elemento significativo produce en el narrador. Una impresión, una experiencia sensible, como un sabor o un olor, se convierten en esa huella del pasado que se introduce de pronto en el presente y constituye el punto de partida de la recuperación de ese pasado” (p.83). Leer a Proust es una invitación para evocar mediante su escritura todo tipo de sensaciones de las más sublimes como la impresión arquitectónica que nos viene al contemplar la fachada de una iglesia o un edificio antiguo, la visión de un bosque, las luces, ese paseo cerca del mar, las magdalenas de una tía, las conversaciones con una abuela a la que amamos o un amor como Albertine en “A la sombra de las muchachas en Flor”.

Ahora bien, y los melómanos podrán entenderlo, ¿no es acaso la música una de esas experiencias que más trae a nuestra existencia un sentido completo acercándonos tan dulcemente a la unidad de nuestra persona y nuestro ser? Bastará para explicar esto con destacar del universo de la novela de Proust a una de sus más cautivantes protagonistas: la legendaria sonata de Vinteuil, la pequeña frase, el himno de amor de Charles Swann hacia Odette. En la novela, esta composición musical ficticia que algunos identifican con la sonata en La Mayor para violín y piano de César Franck adquiere un lugar destacado puesto que el narrador describe la impresión mágica y conmoción artística que provoca en Swann y posteriormente en sí mismo como se aprecia en este fragmento de La Prisionera, la 5o parte de “En busca del tiempo perdido”: "Me preguntaba si la música no era el ejemplo único de lo que habría podido ser la comunicación de las almas de no haberse producido la invención del lenguaje, la formación de las palabras, el análisis de las ideas. Es como una posibilidad que no ha tenido secuelas". Leer a Proust, en definitiva, nos conduce hacia una recuperación del tiempo presente, que es también recuperación de nuestro ser. ¿Será esa la misión que le asignó Friedrich Hölderlin a la poesía cuando afirmó que lo permanente lo instauran los poetas?

---------------------------------------------------------------------------

Desde la Psicología...

EL TIEMPO DE NUESTRA MEMORIA - Por María Luján Abigail Benítez

Nuestra memoria es constantemente utilizada para recordar cosas indispensables para el día a día, como reconocer rostros, nombres, texturas, recetas, etcétera. Además, útil para ayudarnos a adquirir conocimientos más extensos, como conceptos, teorías, entre otros. ¿Será posible ampliar su capacidad? Hacerla más rápida, más extensa. Desde la psicología, este fue un tema de investigación muy popular y de ella nacieron varios conceptos acerca de lo que es y qué podemos lograr con ella. Si bien existen muchísimas ramas a partir de las cuales tenemos conceptos distintos de lo que es la memoria y cómo se compone, en este texto nos vamos a encontrar hablando desde la psicología cognitiva y su interesante concepción acerca de esta impresionante característica del ser humano.

En cuanto a su estructura, la memoria se divide en tres sistemas que interactúan y se comunican entre sí para su correcto funcionamiento: la memoria sensorial, la cual se encarga de explorar las características físicas de los objetos a nuestro alrededor; lo particular en ella es que retiene esta información por aproximadamente un segundo; luego nos encontramos con la memoria de corto plazo, que es útil para resolver problemas diarios, como reconocer personas, nombres, etc; en ella la información puede ser retenida hasta por 18-20 segundos; por último, la memoria a largo plazo, que es ilimitada en cuanto a contenidos y tiempo, pero su desventaja es que muchas veces no podemos acceder a la información que se encuentra allí. Ahora bien, ¿es posible mejorar nuestra memoria? No existe una forma sencilla, como ingerir una píldora, para aprender más rápido y en mayor cantidad, tampoco podemos aumentar el tamaño de nuestro cerebro; pero sí existen técnicas o consejos, que a largo plazo nos ayudan a aprovechar y explotar la capacidad de retener información, como prestar atención y tener interés por aquello que queremos aprender; organizarnos al momento de estudiar. Está comprobado que es más fácil aprender cuando la información relacionada está organizada por grupos. Es por esto que los programas de estudio están divididos en unidades; y por último, practicar y repasar diariamente: es mejor estudiar un rato todos los días que llevar a cabo “maratones de estudio”.

Algunos trucos nemotécnicos: utilizar imágenes, ya sean fotografías o dibujos, utilizando las palabras claves o conceptos que deseamos recordar, construir una representación gráfica. Estrategias de elaboración verbal, semejante al anterior, pero esta vez utilizando los conceptos para construir historias o frases sencillas de recordar. El método “loci” (lugares): durante el aprendizaje el estudiante debe imaginarse recorriendo un lugar conocido (su casa, plaza, cuadra); a su vez, debe ir asociando los conceptos con elementos que se encuentren en ese contexto imaginado, en el orden que aparecen.

---------------------------------------------------------------------------

Desde el Arte...

EXPRESIÓN FUGAZ - Por Verena Belén Ortiz

En una concepción tradicional, entendemos que el arte está siempre anclado en el tiempo como una planta en la tierra. Es un registro de nuestra historia por medio de imágenes o esculturas. El tiempo, en cuanto a las obras, tiene la función de filtrar lo que es un artificio (habilidad o ingenio para realizar algo) del arte.

Con los avances tecnológicos y su repercusión en nuestra sociedad, donde todo transcurre más rápido y la inmediatez de satisfacer las necesidades que podamos tener es el centro de interés de nuestra vida diaria, no nos detenemos a observar o apreciar todos los componentes que conforman nuestro día a día. Entre esos elementos está el arte.

Por esto surgen diferentes manifestaciones artísticas que rompen con nuestra rutina para que de esta manera seamos tanto espectadores como participantes de las mismas; entre éstas podemos encontrar el flashmob, el happening, la instalación o la performance. Por sí mismas estas obras no generan un objeto material perdurable, con la tecnología que está a nuestra disposición (cámaras fotográficas o celulares) se pueden captar los instantes pasajeros de esta expresión artística con la finalidad de que ésta pueda ser ubicada en un momento específico de la historia y perdure a través del tiempo, aunque el aura que posee la obra no pueda ser captada por medio de la imagen o video.

Entendiéndose aura como “un entretejido muy especial de espacio y tiempo; aparecimiento único de una lejanía, por más cerca que pueda estar” (Walter Benjamín - 1892-1940). Podemos decir que el tiempo influye tanto en la selección, como en la perdurabilidad y duración de la obra de arte y así mismo de su aura, la cual sólo puede ser experimentada en ese momento único e irrepetible por las personas involucradas en este arte efímero. En este sentido, la experiencia artística sólo puede ser entonces la experiencia radical de la existencia.

---------------------------------------------------------------------------

ÉXTASIS DEL TIEMPO - Por Ramón Nicolás Farías

El tiempo es etéreo (poco definido), la única manera de percibirlo es a través de distintas manifestaciones del ser humano. Arte, a partir de los manifiestos vanguardistas, suele llamarse a una reivindicación que simboliza la voluntad de estilo de un grupo de artistas o de un movimiento. Estas configuraciones en que el tiempo se expresa han logrado despertar el interés de los artistas de diferentes épocas. Pese a que es un concepto difícil de confinar, se ha buscado la manera de interpretarlo. En las artes visuales, el tiempo lo dará el espectador al realizar un recorrido perceptivo de la obra; entre una infinitud de ejemplos, podemos citar al Futurismo (1910). ¿Qué fue el Futurismo? Fue una vanguardia artística que exaltó el progreso tecnológico, la libertad artística y el dinamismo del mundo moderno. Con su nuevo arte, los futuristas querían mostrar el mundo no tal como era sino como se experimentaba.

Su característica principal es la plástica del dinamismo y el movimiento, el efecto de la dinámica que se transmitía en vibrantes composiciones de color que debían producir un paralelismo multisensorial de espacio, tiempo y sonido; para ello usarán lo que se denomina “Dinamismo plástico”: una representación de varias imágenes, de un sujeto u objeto de carácter simultáneo. El tiempo ocupa un papel primordial en el arte futurista, puesto que no puede ser de otro modo si el movimiento funda su nombre en la dialéctica del tiempo. Esto implica una reflexión respecto del pasado y del presente. En conclusión, podemos decir que el Futurismo, más allá de sus méritos artísticos, consistía en revolucionar una estética propiciando así una renovación de las técnicas y principios artísticos cuyas repercusiones aún se sienten.

---------------------------------------------------------------------------

EL TIEMPO EN EL ESPECTÁCULO ARTÍSTICO - Por Andrea Raquel Benítez

Como observadores innatos, experimentamos en el pasar de la vida percepciones de momentos, acontecimientos en lo externo e interno del ser y lo que nos rodea. El hombre precisa orientarse, ubicar procesos y sucesos. En este plano, situamos sensaciones en estructuras de frágil ruptura que nos llevan a meditar sobre el tiempo, que es parte de la evolución de la mente en el proceso de la vida.

Dentro de las artes, se logra espacializar el tiempo, sea en un plano real, imaginario o virtual, por medio de la expresión dispuesta en la obra. El espacio es donde nos encontramos con la creación del artista o éste nos encuentra; y el tiempo, la duración que hace posible que la obra exista en el espacio.

En el artista se articulan tres experiencias: la sensación, el pensamiento y la expresión o representación; aquí encontramos el mundo sensible del artista. En el momento de la expresión, el artista incluye un poco lo que carga de su vida y un poco lo que contempla de la vida.

La obra del artista transciende al tiempo y al espacio, se vuelve atemporal gracias al receptor; es decir, el sentido de la obra lo dará el espectador con su experiencia. Si bien al tiempo no se lo percibe directamente a través de los sentidos, serán éstos los que con el pensamiento nos permitirán captar la conciencia del paso del tiempo. La representación del tiempo en los diversos campos artísticos da cuenta de su importancia en toda su dimensión como herramienta para observarnos como humanidad.

La manifestación artística nos transporta a través de los sentidos a experiencias perdurables, a cambios o expansión de lo imaginado, su magia nos cultiva y a su vez nos genera amnesia de nosotros, contemplar este otro mundo nos renueva como nada. Como dijo Friedrich Nietzsche: “Sólo como fenómeno estético está justificada la existencia”.

---------------------------------------------------------------------------

Desde la Física...

EL TIEMPO DESDE LA MIRADA DE LA CIENCIA - Por Lucas Gabriel Gamarra

Desde el punto de vista de la física, el tiempo es considerado como la cuarta dimensión y podría resumirlo personalmente en dos palabras: relativo y subjetivo. Ambas palabras son poco comunes en nuestro lenguaje cotidiano. Sin embargo, son más o menos precisas a la hora de definir el concepto de lo que es el tiempo.

Si nos remontamos a inicios del siglo XX, el alemán Albert Einstein nos propone, en su tesis sobre la teoría de la relatividad, un nuevo paradigma sobre el tiempo que sería complejo de definir en estas pocas líneas escritas. Sin embargo, este genio nos remonta a las dos definiciones iniciales: que el tiempo es relativo, es decir que la simultaneidad de un evento es subjetiva para cada persona; y lo subjetivo quiere decir que un suceso o evento en el universo depende de la percepción de la propia persona ante dicho suceso.

Y así, desde la visión del gran físico A. Einstein, tenemos al tiempo como una herramienta versátil, muy útil en la ciencia, sin la cual no tendríamos toda la tecnología actual, muchas de la cual basada en relojes ultraprecisos que nos permiten la medición del tiempo con tal precisión que nos brindan, por ejemplo, la ubicación GPS en tiempo real y las transmisiones en vivo de lives entre todos los teléfonos inteligentes, muy útil para la comunicación en estos tiempos de pandemia y también en el contexto de la globalización, que se vuelve cada vez más real en nuestro día a día.

Así que, en resumen, a pesar de no tener un consenso científico, único y global sobre la definición de lo que es el tiempo, decimos que es una magnitud muy utilizada en nuestra sociedad actual y, desde una perspectiva práctica y tecnicista, quizá un concepto tan poderoso que nos pueda servir en el futuro para el logro de la utopía de la civilización perfecta.



Te puede interesar


No se encuentran Noticias Cargadas
Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2020 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer