pixel facebook
Martes 05 de Marzo de 2024

23 ° C Clima

Logo Editorial


EL MÚSICO PIRANENSE RODRIGO VERA PUBLICARÁ SU DISCO DEBUT, "CONFLUENCIAS"

Confluir en las aguas de la música

* Por Héctor Washington



Fluir, manar, deslizarse un líquido sobre una superficie y expandirse… son imágenes que se asocian etimológicamente a la idea primigenia de confluir. Habitualmente muy recurrido en el campo de las ciencias hidrológicas, el fenómeno natural -o no- de una confluencia remite, en efecto, a la formación de un cauce común a partir de la unión de dos diferentes corrientes de agua que se encuentran. Y se produce la maravilla. Como resultado de esta mixtura, aguas abajo, el lecho resultante del río evidencia ahora una profundidad mucho más evidente que la suma de sus partes previamente separadas.

Resuelto a unificar las diferentes aguas que componen el mapa musical diverso en que creció y se formó con los años, el artista formoseño Rodrigo Vera estrena -este miércoles 29 de noviembre- en todas las plataformas digitales su primer trabajo discográfico que dio en llamar “Confluencias”, una radiografía cabal de todo el bagaje cultural que supo conformarlo desde niño en su natal Pirané y convertirlo en un músico ya destacado y reconocido en el ambiente artístico local y regional.

Boleros, zambas, chacareras, chamamés, valses, sambas brasileros… todo un universo de estilos confluye en este su disco debut, que cuenta además con músicos invitados de renombre de todo el país que dejan evidencia del talento y la versatilidad de un artista llamado a ocupar un lugar trascendente en la escena de la música popular argentina.

Con apenas 23 años, este joven buceador inquieto por los sonidos folklóricos del continente recorrió algunos escenarios del país, como el Pre Cosquín (finalista en tres ocasiones), Cosquín y la Feria del Libro de Buenos Aires, la Fiesta Nacional del Chamamé, la Fiesta Nacional de la Corvina, la Fiesta Nacional del Pomelo y el Festival del Norte Grande, entre otros, además de desempeñarse como músico sesionista durante un tiempo, hasta que decidió hace unos años iniciar su carrera solista. El pasado 7 de octubre, presentó un adelanto de “Confluencias” en el Centro Cultural “La Mandinga”, trabajo que se dispone en dar a conocer en su totalidad este miércoles a través de las diferentes plataformas digitales.

“Amnesia”, una reversión del clásico bolero de Chico Novarro; el chamamé “Con pena me alejo” (Alfredo Alonso / Pascacio Úbeda), el vals peruano “Jazmín otoñal” (Alejandro Szwarcman / Néstor Basurto), la “Zamba para la viuda” (Gustavo “Cuchi” Leguizamón), el chamamé “En un poema” (Félix Chávez / Héctor Chávez) y “Viajes, sueños y más” (probablemente la mixtura más elocuente del disco, de su propia autoría) son los singles que fueron dándose a conocer eventualmente en las redes.

Hay dos particularidades que además distinguen a este disco de manera singular: el rol de productor musical que encontró al propio Rodrigo trabajando a tiempo completo en las minucias de cada instrumento y sus arreglos, y la aventura de la experiencia compartida junto a destacados artistas de todo el país, que decidieron aportar su talento para que “Confluencias” resultara un trabajo sólido, sumamente creativo y profesional.

“Lo empecé a grabar a mediados de 2021 en Pirané. Fue un proceso muy lindo de pensar el repertorio y también tener el placer de contar con muchos artistas invitados, que son muy talentosos en todo el país. Por citar algunos, Marcelo Dellamea (‘Dos más Uno’) Rocío Araujo, Eli Fernández, Ariel Sánchez (‘Dos más Uno’), Laura Molinas, Jorge Martínez (Trío MJC), Matías Romero, Joaquín Benítez Kitegroski, Leandro Marquesano, Dúo Palma Sandoval y Emilia Danesi”, enumera el artista, que además confiesa: “Este disco tiene un significado muy grande para mí ya que, más allá de ser el primero (espero de varios más), lo veo como un canal donde pude mostrar todo lo que vengo haciendo con la música desde mis inicios hasta el día de hoy, recorriendo así varios estilos musicales que me gustan y disfruto mucho poder tocar”.

Rodrigo Vera, junto a Marcelo Dellamea ("Dos más Uno").

En diálogo con Cronopio, Rodrigo adelanta algunas canciones del disco que conoceremos este 29 de noviembre, explica la naturaleza de este trabajo, la experiencia de haber compartido el proceso con sus colegas, la variedad de estilos que componen la lista de temas, algunos de los cuales lo nutrieron desde niño, además de su rol de productor y compositor en un resultado que marca el inicio de una carrera promisoria pero que lo mantiene fluyendo desde siempre en las aguas de la música, en busca de esa profundidad que no halla límite a su cauce.

---------------------------------------------

¿Por qué diste en llamar a este trabajo “Confluencias”?
- “Porque justamente hay una diversidad en cuanto a géneros que a mí me gusta tocar. Está la música de raíz, como el chamamé y el folklore argentino. Pero dentro de eso también lo latino, como un candombe (la versión de ‘Fue amor’ es un candombe); tenés una canción que se llama ‘Flor de lis’, que es un samba brasilero; después un vals peruano, que es ‘Jazmín otoñal’… Es como que toda la música que yo venía tocando confluyó en un mismo lugar. Así que pensé bien y parece que esa era la palabra que podría llegar a explicar un poco lo que quise hacer en este primer álbum: todo lo que yo más o menos venía tocando o me gusta tocar dentro de lo que son los géneros musicales, que confluyen en un mismo lugar”.

El disco cuenta con numerosos artistas invitados de renombre. ¿Cómo fue la experiencia de sumarlos a este trabajo y desde qué lugar particular enriquecieron el producto final?
- “Como bien decís, son artistas muy profesionales y de renombre que ya vienen haciendo un camino. Se dio todo de manera muy natural, no lo pensé mucho. Son gente que yo admiro, como el caso de Marcelo Dellamea, que es un gran guitarrista, un músico increíble que está en ‘Dos más Uno’; Rocío Araujo, una cantante muy buena, que también es vocalista de Cristian Castro, entre otras personas que me gusta mucho lo que hacen. Y se fue dando naturalmente esto de invitar. En el caso del tema con Marcelo, lo cantamos los dos a dúo. Él grabó una guitarra también ahí, hizo un solo increíble. Yo creería que es de los mejores guitarristas actualmente del país y un gran referente ya hoy en día. También a mí me gusta acompañar cantantes y producir, que es lo que hice. Básicamente produje toda la parte musical y quise ponerme en ese papel también de solamente acompañar o armar los arreglos y tocarlos y que alguien cante. En el caso de la ‘Zamba para la viuda’, Rocío cantó y yo grabé las guitarras, armé los arreglos, las reversiones; y los músicos que fueron poniendo lo suyo creo que son todos increíbles, musicazos que laburan de una forma muy profesional. Otra cosa que hay que destacar también es que se grabó todo a distancia, la mayoría de las cosas. Yo grabé lo mío en Pirané e iba pasándoles a los chicos por WhatsApp, y cada uno desde su lugar o su home studio -hoy en día se usa mucho esto- iba grabando sus partes y se enviaban. El 90% fue grabado así, por lo que hay que destacar mucho la creatividad también de los músicos al yo explicarles cómo venía la mano. Y los tipos hacían magia. En otra canción yo solamente toco la guitarra y no canto, por ejemplo, como ‘Flor de lis’, donde están invitadas Eli Fernández, una gran cantante; Catalina Samudio, que es una joven cantante de Pirané increíble, de familia de músicos; y Emilia Danesi, que es otra gran cantante tucumana que hoy en día vive en Barcelona. Pienso que los músicos y artistas invitados especialmente sumaron mucho a este primer álbum. También hay una tonada cuyana que yo grabé con unos invitados que son dos guitarristas tremendos, muy conocidos en la región Cuyo, Dúo Palma Sandoval. Y en ese caso, por ejemplo, yo hice todo al revés: en vez de tocar, lo único que hice fue cantar y los tipos tocaron, porque considero que son gente que conoce muy bien su música. Entonces me puse en el rol solamente de cantor. También está Laura Molinas, invitada en ‘El olvidao’, que es una gran flautista destacada en Cosquín, una tremenda música, una gran artista”.

La lista de canciones recorre un amplio repertorio de estilos. ¿Fueron los que te nutrieron de niño? ¿Qué recordás latente de esos años?
- “No sé si de niño, porque yo de chico escuchaba mucho folklore tradicional, chamamé más que nada. Era toda una mezcla en realidad. Más de grande, de adolescente… 15 o 16 años… empecé a escuchar otras músicas, como la brasilera, el bossa, el jazz, que me encanta también. Hay muchas cosas también inspiradas en esa música que también me gusta tocar. Lo que sí me acuerdo de esos años es que en mi casa se escuchaba mucho folklore y chamamé. Y eso también se nota hoy en día en mi música. Yo, cuando toco un chamamé, como que me sale más natural. Si bien me encanta tocar todos los géneros que te comenté anteriormente, como salsa, también latino… cuando toco chamamé, sale muy natural. Debe ser por haberlo escuchado desde chico, desde que arranqué a los 5 o 6 años. Obviamente, también el folklore era muy tradicional. Después, uno va escuchando nueva música del mundo y eso lo va juntando un poco y mezclando con el folklore, que es lo que trato de hacer, darle nuevas texturas. O a un clásico como ‘El olvidao’, meterle cositas o arreglos; o también la zamba carpera conocida tradicional de Formosa que es ‘Formosa Oeste’, que también tiene unos arreglos propios que son ideas también de música que uno viene escuchando de chico y de adolescente; es una mezcla”.

“Viajes, sueños y más” nos muestra además tu faceta de compositor en “Confluencias”… ¿es un camino que te gustaría seguir explorando a futuro con tu obra?
- “Nació en pandemia, cuando estábamos todos encerrados y le buscábamos la vuelta para sobre-llevar la situación. Y como nosotros, los músicos, tenemos la suerte de viajar bastante, a veces está buenísimo y es algo que me encanta. Yo había vuelto de tocar en Cosquín y en ese tiempo se cerró todo, y es como que esa armonía y esa melodía que fueron saliendo de alguna manera me llevaban a sentir que estaba viajando, que estaba en otros lugares, porque es una mezcla de todo. Arranca con una armonía que no es música folklórica argentina, después entra el bandoneón increíblemente -un genio Joaquín Benítez Kitegroski-, después entra el violín con Matías Romero, después entra un charango, una batería… después va una zamba carpera, después va una salsa… Entonces, es una mezcla que a mí de alguna manera me hacía como viajar, me imaginaba que estaba viajando, que estaba en otro lugar. Y estábamos encerrados. Sí, me gustaría mucho explotar esa faceta de componer, que es algo muy importante para un artista porque es la forma más natural y más personal de mostrar quién es uno como músico. Creo que ahí salen las ideas que uno tiene adentro y obviamente también de lo que uno viene escuchando. En este caso, creo que se plasmó muy bien eso en esta obra. Me gustaría componer, seguir componiendo y también en algún momento empezar a escribir letras, que todavía es algo que no lo puedo hacer mucho pero que me encantaría poder hacerlo”.

También estuviste en el rol de productor…
- “Sí, algo que no suele pasar muy seguido es que uno mismo produzca la parte musical. Generalmente, hay alguien que te produce. Bueno, yo también me pude dar el gusto de producir y pensar todo lo que quería. Por suerte, pude contar con músicos que entendían todo, por dónde iba la mano, lo que yo quería, cómo quería que suene… y después te sorprendían. Eso también está buenísimo. Me gustó mucho poder trabajar en esa parte de producción que muchas veces es muy difícil, es muy estresante también, porque tenés que pensar en todo, en todos los instrumentos, en todo lo que puede llegar a quedar y qué no. Pero está buenísimo, es otra cosa que también disfruté mucho del disco”.



Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2024 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer