pixel facebook
Lunes 22 de Julio de 2024

23 ° C Clima

Logo Editorial


EL ACTOR FORMOSEÑO CARLOS CANO TUVO UNA PARTICIPACIÓN ESPECIAL EN LA SERIE “CRIS MIRÓ (ELLA)”

Cine sin escalas

* Por Héctor Washington



- Hay un nuevo tratamiento para el VIH. Hay Muchos pacientes que están estabilizados.
- ¿Entonces?
- Entonces, tenés que seguir el tratamiento con mucha disciplina. Esto le puede pasar a cualquiera. No estás sola.

La contundencia y el espesor de este diálogo determinarán no sólo el tenor de los capítulos restantes que componen la serie de Cris Miró sino también los días que siguieron en la vida de una mujer dispuesta a romper los estereotipos de una sociedad que a fin de milenio se regodeaba aún entre el morbo, los prejuicios y la discriminación pero que, aun así, no logró impedir que se convirtiera en la primera vedette transgénero de la Argentina a fines de los 90, en la reapertura de la Revista Porteña en el mítico Teatro Maipo de Buenos Aires.

El diálogo en la ficción lo entablan la actriz española Mina Serrano (en su enigmático rol protagónico) y el actor formoseño Carlos Cano, que interpreta al doctor que tuvo la ingrata tarea de revelarle la verdad de su diagnóstico, por el impacto que ha tenido en su figura pública y los avances de una medicina aún no del todo satisfactorios para el tratamiento del VIH.

A pocos días de su estreno, “Cris Miró (ELLA)”, dirigida por Martín Vatenberg y Javier van de Couter, recorre el estrepitoso ascenso que la vedette experimentó en su carrera artística, así como también su prematura muerte y el enorme legado cultural que dejó no sólo en el mundo del espectáculo sino también como arquetipo de lucha por la aceptación y la igualdad que sirvió como ejemplo a seguir dentro de la comunidad LGBT.

Desde la Ciudad de México -donde se encuentra viviendo actualmente y concretando algunas propuestas de trabajo-, Carlos Cano dialogó con Cronopio acerca de su participación en esta serie de ocho capítulos que relatan los últimos años de la artista y la importancia que implica en materia de derechos conquistados revalorizar su figura a 25 años de su muerte. Así también, contó acerca de los nuevos horizontes que se abren para su proyección internacional de la mano de Javier van de Couter, en un trabajo de adaptación cinematográfica de la novela “Tesis sobre una domesticación”, de la escritora argentina Camila Sosa Villada.

Carlos Cano inició su carrera actoral en teatro y cine desde que decidiera hacer el ingreso al IUNA (Instituto Universitario Nacional del Arte) en Buenos Aires, luego de abandonar la carrera de Abogacía en la ciudad de Corrientes. Había partido de su Formosa natal con planes de convertirse en un hombre de leyes, pero el destino le tenía preparados otros rumbos.

Su aparición en las temporadas I, II y III de “El Marginal” abrió su horizonte artístico para ser parte del elenco del Teatro Nacional Cervantes; y en cine tuvo roles destacados en “Mía” (2011) e “Implosión” (2021), de Van de Couter. Ya en 2022 integró el elenco de la serie “Santa Evita”, basada en la novela homónima de Tomás Eloy Martínez, protagonizada por Natalia Oreiro, junto a Ernesto Alterio y Darío Grandinetti. Su participación especial en la biopic de Cris Miró lo vuelve a encontrar abriéndose paso en la ficción nacional para desembarcar finalmente en México, desde donde se propone ampliar su carrera como actor de la mano de un cine sin escalas.

-------------------------------------------------------

¿Cómo te llegó la propuesta de integrar el elenco de la serie de Cris Miró?
- “Yo hace bastante vengo trabajando, así que todo fue más simple­. Javier Van de Couter es un director con el que ya había trabajado, en “Mía”, por ejemplo, y era uno de los directores de la serie. Y directa­mente me convocaron. Yo estaba haciendo una obra en ese momento y me hablaron de este proyecto. Me dijeron: ‘Che, te queremos en el grupo’. Porque siempre al princi­pio, en la preproducción, van poniendo fotos de ejemplo de los actores que quieren que estén. Y bueno, yo estuve como en un principio en la lista de actores que podían estar en la tira. Y después simplemente se va viendo quién va para qué cosa. Y ahí dijeron: ‘Che, ¿te cabe hacer de médico de Cris?’. Y yo dije que sí, de una”.

Conocías la historia de Cris antes de la serie, imagino...
- “Sí, sí. Conozco. Hace veinte años que vivo en Buenos Aires y desde un principio ya estuve impregnado en el mundo queer y todo lo que pasó también a nivel cultural de quienes abrieron el camino al cambio”.

¿Qué lectura hacés de la puesta en valor de este icono de la comunidad trans en Argentina, a 25 años de su muerte?
- “Bueno, todavía se está luchando por varias cosas. Hay muchas cosas que trabajar. Viste que hace poco mataron a unas mujeres lesbianas en Barracas... Y la importancia hoy en día radica en poder ser quien quiere ser uno: chico, chica, chique y todas las diferentes formas de vivir y de ser feliz. Y ya creo que sobrepasa al ambiente trans -por decirlo así-, quienes fueron las primeras obviamente en llevar adelante su lucha. Y todo lo que hay que laburar todavía es mucho, porque hay muchas chicas que vienen de Provincia a Buenos Aires sin tener nada, ni cómo sostenerse. Y no les queda otra que la calle. Todo eso está muy ligado a la historia de Cris, si bien ella, por suerte, venía de una familia de clase media. Y era como muy adelantada en el sentido de que no se tuvo que ir de la casa porque los padres la aceptaron. Pero en Provincia todavía no pasa eso. Hay muchas chicas trans que se van de su casa porque las echan”.

En la serie te vemos compartir escena junto a Mina Serrano, Agustín Aristarán y la mismísima Katja Ale­man. ¿Cómo fue compartir esta experiencia de trabajar con ellos?
- “Re bien. A Katja la conozco por el ‘Club 69’, cuando yo trabajaba en la noche porteña, en la Compañia Inestable. La conocí ahí y siempre me pareció re divina. Me invitó hace mucho cuando presentó un libro apocalíptico. Pero esta es la primera vez que trabajé así, a nivel actoral, con ella. Y estuvo re bueno. Había muy buena onda. Creo que solamente a Agustín, que hacía del hermano -que también es médico- es el único a quien no conocía. A los demás los conocía a todos, también a la gente de técnica. Así que estaba como muy a gusto, muy en casa digamos”.

Allí sos el Dr. que le revela a Cris Miró la verdad de su diagnóstico, lo que va a determinar un cambio rotundo en su vida y también en la serie.
- “Exacto, sí. Son los últimos capítulos. Este capítulo es muy intenso porque es cuando ella entra al hospital y no sale más. Es fuerte. Y en ese momento también de la enfermedad, cuando todavía no había muchos tratamientos. Y algunos podían y otros no. Así que fue -me imagino- muy fuerte. Es muy fuerte ese capítulo”.

¿Qué proyectos estás concretando en la Ciudad de México en la actualidad?
- “Yo vine por un proyecto de la película del libro de Camila Sosa Villada que se llama ‘Tesis para una domesticación’, que es la vida de Camila un poco con fantasía, como si ella hubiese sido una actriz de teatro conocida a nivel mundial y se casaba con un abogado mexicano. Y volvían a Córdoba, de donde es ella, a casarse. Y adoptaba un hijo con HIV. Es una película muy linda que la produjo acá ‘La Corriente del Golfo’, que es la productora de Gabriel García Bernal y Diego Luna. Es una película argentina-mexicana y yo filmé en Traslasierra todas mis participaciones. Pero vine por postproducción acá a México y aproveché que venía. Hace rato había conocido México y me encantó y me quería quedar. Entonces traje todo para quedarme y empezar a laburar acá. El fin de semana filmo un cortometraje de un director mexicano donde hago de un chico de la calle. Así que está buenísima la participacion. Pero también comencé a moverme acá, a hacer castings. Estoy entrenando un poco el neutro y el inglés, porque se mezcla mucho acá, ya que estamos como a un pasito de EEUU. Quería darme esa posibilidad de expandirme un poco más y me mandé. Estoy acá”.

Tenes planes de quedarte ahí en México…
- “Sí, por ahora sí. Este año estoy seguro acá, que es lo que también dura el FM para trabajar. Y la idea es renovarlo. Me gusta mucho la ciudad, estoy bastante recién llegado, hace dos meses y medio, así que por ahora disfrutando. Y están saliendo cosas nuevas. Ahora me reúno con un director de teatro, conociendo gente del medio. Por suerte, viene con una película que se va a estrenar acá a fin de año comercialmente. Así que quería estar preparado y estar acá cuando pase eso”.



Comentarios
Los comentarios publicados al final de cada nota son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden generar sanciones legales. La empresa se reserva el derecho de moderar los comentarios y eliminar aquellos que sean injuriosos o violatorios de cualquier legislación vigente.
Todos los Derechos Reservados © 2024 Editorial La Mañana

La Mañana
RSS
Sitemap

Redes Sociales
Facebook
Instagram
Twitter

Miembro de
Logo Adepa
Adherente a Programas
ONU mujeres

Logo Footer